LA BRUJA(POR: MARÍA TERESA MORENO)

Tenía como 5 años, Entre sueños y muy borroso, no sé si fue pesadilla, lo soñé, me lo imaginé, o si realmente lo viví, era un día muy bonito el cielo azul, con nubes aborregadas, un sol resplandeciente, pero con frío, clásico de esas tierras, viajé con mi adorada Madre desde el D.F en ése entonces, viajamos casi dos horas tan sólo para llegar a la Ciudad de Toluca, y ahí en la terminal debíamos tomar otro guajolote hacia el pueblo donde nació mi jefa, ya quería llegar tomamos un poco de carretera, pero después era camino vecinal de tierra y piedra, se movía para todos lados el camión y le rechinaba todo, quizás ese camión era cómo del año 1947, estaba casi lleno de campesinos y mujeres que habían ido de compras a Toluca, había de todo, niños acompañados de sus madres qué se me quedaban viendo por mi forma de vestir como oriundo de la Ciudad de México, chicos de campo, mugrosos, con los cachetes bien rojos por el frío, güeros de rancho y la mayoría bien prietos, chicos y niñas con sus vestidos y pantalones ya bien usados y rotos, me veían con sus caritas y ojos vivaces con los mocos de fuera, unos secos y unos mocos en forma de velas de cera escurrida, mujeres sudorosas con sus clásicas vestimentas de indias Otomíes y Náhuatl, con su reboso gris o azul, con sus grandes aretes de oro, sus peinados con vaselina y sus peinetas con piedritas de colores, guapas, Indias, morenas, fuertes, altivas, mi raza, mi gente, lo traigo en las venas, y Muy orgulloso de ser Mestizo, mezcla de indio con español, mi padre tenía los ojos gris-azul, de piel blanca, alto, esas hermosas indias agarrando unas gallinas y guajolotes amarrados con un mecate y sus bolsas de mandado de esas de yute o las de cuadros de colores, Indios bien borrachos tomando cerveza o pulque de unas ollas grandes o de unas garrafas de plástico, diciendo puras tonterías y majaderías, el chófer escuchando la charrita del cuadrante, unos corridos de las potranquitas del norte y de las hermanitas Núñez, después le cambió a radio Sinfonola y escuché unas canciones de Javier Solís, a mi Jefa le gustaba ése cantante, hasta qué llegamos a su pueblo, traíamos bastantes cosas, ropa para regalar, algo de comida, etc., llegamos a casa de una hermana de mi Mamá y corrieron a recibirnos, los adultos un abrazo y un beso, los hombres me sacudían el pelo despeinándome, y apretándome los cachetes con dos dedos, mis primos saludaban a mi mamá con un beso en la mano, unos perritos mestizos se me quedaban viendo y no dejaban de olfatearme, pronto me fui a jugar con ellos, trompo, tacón y a tratar de matar pajaritos con una resortera hecha de una horquilla de árbol sujetando con unas ligas bien amarradas una cinta de cámara de bicicleta que era la que impulsaba la piedra colocada en un pedazo de cuero, no le decían resortera, la llamaban flecha, me llevaban a largos recorridos al campo, era una aventura no caerse al cruzar un río entre las piedras qué servían de apoyos, recuerdo que tomaban agua del río, eran los años 60 as, no era cómo hoy, todo contaminado, me llevaron a casas abandonadas, algo tétricas, me llevaron a un río donde me dijeron que se aparecía la Llorona, inclusive un tío, esposo de una hermana de mi mamá me dijo que la había escuchado, ( Se me enchino el cuero) lo que más me gustaba en las noches a la luz de una fogata, eran los relatos de los viejos fumando sus cigarros Carmencitas o faros, contando historias de fantasmas y apariciones en las haciendas y en los caminos del pueblo, de la Llorona, del Charro negro, mi mente viajaba y lo imaginaba y yo solito me causaba miedo, es por eso mi gusto a lo desconocido, a lo paranormal, a lo qué sucede del otro lado…..o cómo mencionaba el escritor Carlos Castañeda, a una realidad aparte, al otro día era domingo y la pasamos súper, comiendo un montón de cosas, entre ellas tlacoyos de haba, de fríjol y de requesón hechos con masa azul, mole con arroz, y un refresco Titán de toronja, o un vaso de veladora grande lleno de Pulque, al otro día se fueron a la escuela, mis primos y estaba sólo y Muy aburrido pues era una reunión de adultos, familiar, había tíos y tías, jugaba Muy cerca de la casa de una hermana de mi Madre, ella y mis tías tomando Pulque en choma, o sea la jicarita dónde se toma pulque en los pueblos, cuándo al jugar yo solo encontré a través de rascar en la tierra un buen rato, una familia hecha de barro, unos muñequitos chiquitos, Muy bonitos, perfectamente elaborados, muy detallados, era la Mamá, el papá y tres niños, entre ellos una niña, fue una sorpresa maravillosa el habérmelos encontrado bajo la tierra, me causó mucha alegría, los limpié perfectamente y los guardé con mucho cuidado en una bolsa de mi pantalón, regresé a la reunión familiar, muy contento por haberlos encontrado, se los mostré a mí madre, recuerdo que mi madre y mis tías pusieron unas caras de asombro y se hablaron entre ellas en su dialecto, pues mi Madre era India, gente de campo era originaria de Santiago Yeche, poblado cerca de Toluca Estado de México, después me regañaron y me los quitaron, yo me enojé mucho he hice berrinche estaba muy enojado, muy encabronado y les dije muchas cosas que no recuerdo muy bien, de castigo me mandaron a dormir, comenzaba a oscurecer, mi Madre y mis tías no se anduvieron con titubeos y me explicaron que no podía tener esas cosas pues eran cosas malas, feas, de brujería, y no podía quedarme con ellas, inmediatamente fueron al lugar dónde encontré los muñequitos y los volvieron a enterrar, no sin antes ir a buscar a Doña Chabelita, una mujer del pueblo qué vivía cerca, ahora pienso que era una chamana, hechicera o bruja blanca, para darles protección, e indicarles cómo debían volverlos a enterrar, les explicó qué era un hechizo, un embrujo, una maldición hacia una familia, qué horror…..la casa de mi tía era una casa humilde, de rancho, se alumbraban con quinqués y velas, era una elotiza para celebrar una estupenda cosecha de maíz, en ese viaje acompañaba a mi madre, mi Papá se quedó en casa pues casi no le gustaba ir a fiestas y reuniones, pues ponía de pretexto que deseaba descansar después de trabajar toda la semana, todavía era temprano, como las siete de la noche, me pidieron que rezara con ellas, ya instalado en una recamara y yo creo me quedé dormido, cuando entre sueños solo recuerdo que de repente empecé a escuchar unos ruidos bien raros, como respiraciones con dificultad, también escuchaba cómo se arrastraba algo, empecé a escuchar una horrible voz, gutural, qué decía algo en un dialecto raro, desconocido, estaba junto a la ventana y alcancé a admirar las estrellas, fue lo más hermoso que vi hasta qué de repente, una bruja por cierto muy fea y maloliente diciéndome un montón de groserías salió de entre los pies de la cama, tenía una fuerza tremenda a pesar que estaba vieja y bien arrugada, me jalaba las cobijas y también me jalaba de mis piecitos, me lastimaba, me arañaba con sus grandes unas, su fétido olor que emanaba de su boca, me quería llevar no sé adónde, yo me resistía, le pegaba en su horrible cara y la pateaba, no me salían palabras del miedo que sentía, en ese momento al escuchar mis gritos de auxilio entró mi mamá con unas de mis tías y la alejaron, la empujaron, le pegaron, y la patearon, les costó trabajo quitármela de encima, pronunciando algunas palabras en Otomí, y con rezos, no sin antes rasguñarme detrás de las orejas pues como no pudo jalarme bien de los pies, intentó jalarme de la cabeza dejándome unos terribles arañazos que me ardían mucho, también me escurría sangre, me manchó mi sudadera nueva con el puma de la UNAM, sentía como escurría la sangre caliente, mi madre y mis tías jadeando y llorando por el esfuerzo de luchar con ese horrible ente, me curaron, me ardía muchísimo, me calmaron, me ofrecieron un té y me sentí mejor y más calmado, hasta qué me dormí, cuando desperté me ardían y me dolían mucho mis orejitas, realidad, ficción o imaginación? Realmente No lo sé, pero aún tengo las cicatrices detrás de las orejas…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s