TOQUE DE QUEDA(POR: ANA LETICIA MENÉNDEZ MOLINA)

Todos muy desconcertados hemos aceptado el mandato del famoso TOQUE DE QUEDA de las 23:30

Cortando actividades tanto familiares, de trabajo como de diversión, así que organicé una reunión a las 18:00 horas de hoy para replantear nuestro trabajo, ya que tenía un café cantante en una de las colonias más hermosas, antiguas y visitadas de nuestra ciudad.

Ahora con estos problemas  ya no hay diversión nocturna,  desde donde estés te tendrías que salir a las 22:45 para llegar a tu destino y no correr el riesgo de ser multado, ya que a las 23:30 hay:  “EL NO CIRCULA”

Yo como dueño, los muchachos como empleados hemos estado sin trabajo, sin ganancias, pero hoy decidimos reapertura NUESTRO PATIO.

Y me preguntaron:

  • ¿Don Saúl como trabajaremos?
  • Muy sencillo mi estimado Richi.  Abriremos desde el mediodía. Ofreceremos botanas, comida y música viva para cantar. Se reapertura el karaoke desde las 13:00 horas.

—Pero don Saúl ¿qué haremos con el astro rey, el señor Sol?

Soltando una carcajada le respondí: Invitaremos al sol a formar parte de nuestro show, el con sus rayos luminosos nos mostrará el camino.

— ¿y la lluvia?

Bajé la cabeza, por un momento no pude responder a ésta encrucijada, unas lágrimas corrieron por mi cara.

Me quedé callado, respiré profundo, pensé en mí, pero también pensé en mi gente. Todos tenemos familia, gastos, deudas, pagos fijos.

¡Qué haremos ¡

Pero ya no podemos estar sin trabajar, todos necesitamos economía.

En la reunión de hoy propuse mis nuevas ideas y solicité su colaboración.

Los muchachos estuvieron muy activos y contentos, todos sintieron la necesidad de reaperturar Nuestro Patio, incluso daban ideas, hicieron propuestas.

Juan me recordó que teníamos una malla sombra en la bodega, que la podíamos utilizar para la terraza, que se podían poner más altas, que así podría entrar el aire.

Richi comento que la tubería que teníamos como rociador para incendio, la podíamos ocupar para rociar finamente al público cada 30 minutos, y que a su vez podíamos rociar escarcha o bolitas de unicel para llamar la atención y pasarlo como relajo.

Una ocurrencia más que me hizo soltar la carcajada más grande de la tarde: que pudiéramos tener cuernos y cola, como diablos ya que con el calor simularíamos el infierno.

Cambiaríamos los aires acondicionados y algunos abanicos, tomando en cuenta que nuestro calor es de hasta 43 °

Antes de terminar la junta les pregunté si estaban dispuestos a empezar, sin saber qué resultado pudiéramos tener.

Los muchachos estaban entusiasmados, muy alegres de regresar a sus labores después de 10 meses de estar a la expectativa, al principio les pagaba completo, después de seis meses, estuvieron a medio sueldo pero ya no se podía más, ya ni ellos se asomaban a cobrar.

Muchachos les dije:

Mi preocupación es muy grande, no tengo el suficiente dinero para empezar, Pero si todos colaboramos saldremos adelante.

Fueron dando cada uno más ideas, convencidos de tomar la decisión de abrir a partir de éste domingo 14 de febrero.

Cambiaremos el menú, los compañeros de la cocina mostraron otros menús, ahora sería al aire libre así que necesitaríamos comida más fresca, evitar lo caliente, frutas, verduras con sal y chile, incluir botellitas con aguas frescas, refrescos, cervezas bien frías.

Los que atienden a los clientes propusieron estar con bermudas blancas y camisetas de colores, tipo marineros para dar sensación de frescura.

Acordamos poner palmeras con tubos de PBC y cartones, tirar arena en el suelo, el escenario tendría forma de barco.

Las ideas cada vez eran mejores y convincentes.

Reunimos todo lo hablado y quedamos en dar macha a cada idea para terminarlo el viernes, hacer una prueba el sábado y abrir el domingo.

Al principio tuve mucho miedo, todos lo teníamos, pero se nos fue quitando al ver como Nuestro Patio se fue llenando.

La gente al entrar era recibida de un lado los meseros como diablos y del otro lado estaban los marineros.

Se fue llenando poco a poco, al medio día, ya no había mesas disponibles, la música era fantástica, los rociadores de cada 30 minutos fue una magnífica idea, al poner la grabación del ruido del más nuestros clientes se levantaron y aplaudieron, todo salió magnífico.

La lluvia que era nuestra más grande preocupación ni la sentimos.

Al terminar nuestro primer día, como a las 20:00 horas, llamé a los muchachos para darles las gracias, pero mi asombro fue cuando Richi tomó la palabra y dijo:

Don Saúl, las gracias se las damos nosotros, que nunca nos abandonó y ahora que reaperturó confió en nosotros, nos volvió a buscar. Le estamos muy agradecidos.

Nos tomamos de las manos y juntos gritamos: ¡Gracias, Gracias, Gracias ¡

Nuevamente trabajando.

ANA LETICIA MENENDEZ MOLINA

09 DE FEBRERO DE 2021

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s