VIAJE A LA LUNA(POR: YOXI)

Parte 6 —La Profecía—

Cuando sus sietemesinos estuvieron fuera de peligro, Dora pudo convivir con ellos. Se sentía renovada, tanto, que al mirarse al espejo, decidió eliminar sus ojeras de llanto y cambiar su imagen de mártir: exigió cosméticos, se hizo un corte de pelo, solicitó ropa de civil, zapatos y hasta su perfume favorito.

Al verla todos estaban sorprendidos, se veía muy guapa, resaltaba su  estatura y lucía distinguida. Trató a todos sus hijos con ternura y delicadeza; sin embargo, llegaría el día en que debía enfrentarse nuevamente con el Director del complejo. Alteri —Que se había convertido en su mejor amigo— Le aconsejo y Dora estuvo de acuerdo,  en que debía ceder a ciertas exigencias, para permanecer con la custodia de sus hijos; ya que esto sería lo mejor para todos,  permanecer juntos.

La entrevista fluyó más o menos bien, y se le informó que sería transferida a una casa particular dotada de seguridad. Le dieron una nueva identidad, viviría con sus hijos en una ciudad de la costa oeste americana, y sería asistida y protegida por Alteri.

Vivirían juntos como una familia normal. Se hicieron los preparativos y se mudaron a una comunidad de clase media alta en los alrededores de Malibú, que siendo un área turística, no despertarían sospechas en la comunidad.

Dora secretamente esperaba la oportunidad de escaparse de este nuevo encierro; estaba segura que algo le estaban ocultando, pero como no se podía poner exigente, dejaría que las cosas fluyeran. Por otro lado, se le figuraba que Alteri tuvo algo que ver con el embarazo, pues las semejanzas con los niños eran notables.

Mientras tanto, Alan y Edna también sufrían por su obligado destierro y además el clima era muy frío.

  • No sé a qué estúpido funcionario se le ocurrió enviarnos aquí,  tal vez querían deshacerse de nosotros para siempre —se quejaba Alan.

Y así en este dilema, conocieron también gente buena que los acogió con calidez. Un día los invitaron a un servicio religioso en una Iglesia muy pintoresca, que de fondo tras el púlpito, tenía la vista de un glaciar; asistieron con gusto, aunque no entendieron muy bien la fe de que se trataba. Por un lado parecía cristiana, pero tenían otro libro sagrado en lugar de la Biblia.

Tina, su anfitriona, les comentó que el libro hablaba de como el ángel Shilakatac llamó a su profeta Martin Martin desde una nube, le dictó el libro y le dio  instrucciones de que fuera estudiado por la congregación. Hablaba de un tiempo de angustia y contenía “La Profecía” que salvaría a la humanidad. El libro mencionaba siete avatares divinos nacidos de una virgen, venida de la tierra del maya, y que descendió de la Luna; que enseñarían la verdad para salvar al mundo y predicarían en los siete continentes: Asia, África, América del Norte, América del Sur, Antártida, Europa y  Oceanía.

Tina los invitó un día  a tomar café a su casa, era viuda y les presentó a su hija Susana que era autista. Al verlos, se exaltó tanto que clamó a gran voz: ¡Los mensajeros de la Luna están aquí! ¡Las señales de la profecía se cumplen!. ¡El tiempo está cerca Aleluya! Y se postró a sus pies. La madre la tranquilizó y la llevó a su cuarto.

Alan y Edna se sintieron obviamente incómodos, Tina los tranquilizó, les pidió que la disculparan, les dijo que Susana a veces tenía arranques espirituales, pero que en general era una buena chica. Sin saber que decir, comieron las galletitas y después de un rato se retiraron.

 Ya en casa se empezaron a cuestionar:

  • Que es esto Edna, como es posible que la muchacha sepa de nosotros ¿Qué está pasando? ¿Y toda esa perorata de la profecía y de las señales?
  • Todo esto es muy mal Alan, pero de alguna manera lo sabe. ¿Qué vamos a hacer? ¿Cuáles son las implicaciones de todo esto? Alan tengo mucho miedo, creo que estamos en peligro.
  • Si, tal vez tengamos que averiguar todo lo que dice la bendita profecía del libro de Shilakatán o como se llame.
  • O tal vez tengamos que huir de aquí, esto no me gusta Alan, y no olvides que tenemos la evidencia, nuestra propia historia y  ¡Por escrito!
  • ¿Qué hacemos Edna? ¿Destruimos el texto? nos delataría, si alguien lo encuentra, se supone que estamos aquí de incógnitos. ¿Entiendes? ¡De incógnitos!
  • Si, cálmate no es mi culpa, no nos precipitemos.

Al día siguiente Edna se fue a ver a Tina, platicó con ella y le preguntó  si tenía un libro extra del texto sagrado o si sabía dónde lo podía comprar; ella complacida —pensando que tal vez estaba ganando adeptos— con gusto le regaló un ejemplar extra que tenía.

Al regresar, Edna le mostró a Alan que consiguió el ansiado libro. Se  dedicaron a leerlo, sorprendidos de que hablara de ellos: de los extraterrestres, de Dora y de los avatares que concibió siendo virgen, mismos que salvarían al mundo al cumplir la edad de 33 años.

Comenzarían a predicar una doctrina que equiparía a la humanidad para resistir ataques extraterrestres. Quienes no atendiesen a este mensaje, terminarían esclavizados y en  tinieblas; que los incrédulos atacarían a los creyentes y que muchos de ellos  se matarían entre sí.

La profecía también hablaba de la bola de fuego que desciende del cielo a la tierra, de los dos testigos que llegarían de la Luna a Sudamérica y se unirían a la causa de la virgen y de los avatares.

Quedaron pasmados, esto no puede ser otra cosa que obra de los Pleyadianos, ellos seguro planearon todo esto para proteger a la humanidad de la invasión, pero evidentemente ellos preparan a la humanidad para  pelear su propia batalla.

Dora recibió su nueva identidad, ahora podría vivir en paz sin ser detectada, ver crecer a sus hijos y trabajar en algo; su nuevo nombre fue Aileen, y sus hijos fueron llamados: Alex, Bety, Guimel, Dalí, Heinan, Vavi y Zayin. Cuatro varones y dos mujeres.

Ya en la casa de Malibú, Alteri decidió hablar con Aileen para confesarle el secreto de lo sucedido durante su convalecencia, aclarando, que todo se hizo por la causa más noble, la de salvar a la humanidad:

  • Aileen, tengo algo que decirte que quizás tú ya lo imaginas, pero te lo voy a decir todo: Yo no soy humano, soy de raza pleyadiana y guardián de la vida en el universo, esto incluye la raza humana. Todos tenemos un mismo origen, sin embargo, existen otras especies como la de Vashta, que son rebeldes y peligrosas, buscan otras razas para esclavizarlas y servirse de ellas.
  • Si entiendo, por la radio algo me explicó Christian, mi compañero de expedición a la Luna, por eso traté de destruir la nave quemándola.
  • Correcto, cuando Vashta te obligó a transmitir a sus congéneres la señal de auxilio, esta salió de tu nave y pudo ser copiada por muchos oyentes en el espacio, sabemos que tarda tres años en llegar hasta los dominios de los Siro-Felinos, pues viaja a la velocidad de la luz, y que fue la señal que esperaban para reiniciar sus preparativos para la invasión de la tierra.
  • ¿O sea que nosotros enviamos la alerta para que vengan a invadirnos?
  • Así es, calculamos que, dada la distancia de su galaxia y su tecnología espacial, tardarán aproximadamente 36 años en arribar a la tierra; esto les da a ustedes buen margen para prepararse y combatirlos, pero en el estado de caos en que se encuentra la humanidad, donde hay guerra un día y el otro también, esto los hace vulnerables de esta y muchas otras razas Alien. Además es muy posible que antes de su llegada se destruyan a sí mismos; aunque sabemos que existe un remanente más evolucionado, que está preparado para recibir la enseñanza de las estrellas, pero tiene que ser adoctrinado desde dentro de la misma humanidad.
  • ¿O sea que no tenemos remedio? ¿Qué nos vamos a destruir a  pedradas nosotros mismos de todas formas?
  • No necesariamente, nosotros no podemos defenderlos directamente porque es violación de las leyes galácticas, pero  podemos enseñarles como defenderse y tú eres la actora principal de esta alternativa, debo comunicarte que tus hijos son totalmente humanos y pleyadianos al mismo tiempo, y que serán el medio de salvación para la humanidad.  
  • Si, entiendo, y que tú… ¡Eres el padre de mis hijos! ¡Que ni siquiera tuviste la gentileza de avisarme, ni preguntarme si quería o no tener a tus hijos! ¡No te mides Alteri! ¡Esto es inaceptable!
  • No, tranquila, no tuve opción, fuiste la oportunidad que estábamos buscando para ayudarles y también fuiste la que llamó el mal, no lo olvides. Te escogí, porque a pesar de haber hecho lo que hiciste con tus compañeros, rectificaste y aun estuviste dispuesta a entregar tu vida por salvar a la humanidad y lo demostraste. Esto es lo mismo pero menos cruento, se trata  de dedicar tu vida para salvar  a la humanidad.
  • ¡Ahora componlo a tu manera! ¡No me preguntaron! ¡Pero ya, está bien! acepto mi responsabilidad. De no ser porque me siento muy bien con los niños, te juro Alteri que te agarraba a bofetadas.
  • ¡Tranquila! ni siquiera te toqué, si eso es lo que te molesta, concebiste de mi semilla por un método especial.
  • ¡O sea que ni siquiera me diste el gusto de una relación normal!  ¡Por Zamná! ¡Lo dicho, no era mi día!
  • Lo que no me puedo explicar es como sobreviviste al infierno en que se convirtió tu nave y como quedaste limpia de la contaminación; entiendo que el fuego mata todo, y mató los gérmenes de Vashta, pero debiste haber muerto tú también. ¿Qué hiciste Aileen?
  • Pues para tu conocimiento, los yucatecos también tenemos poderes secretos y no te lo voy a revelar.
  • Está bien si así lo deseas. Otra cosa que no me explico es cómo pudiste vencer a Vashta, Los Sirio-fenicios son seres malignos y muy peligrosos, pueden vencer a más de diez hombres de guerra, ¿Cómo la venciste? es realmente un milagro que no te matara.
  • Un día lo sabrás, solo dime ahora la verdad: ¿Que piensan hacer con mis hijos? porque si me los quieren quitar, no se los voy a permitir, usaré mis poderes contra ustedes y me los llevaré lejos, con tu consentimiento o sin él.
  • No te preocupes, estarás bien y con ellos hasta que crezcan y  se hagan adultos, o hasta que tú mueras de vieja; lo que sigue es un largo y delicado proceso que tomará muchos años, por ahora, solo tienes que cooperar en su educación, darles mucho amor y dejar que sean ellos. ¿Es mucho pedir?
  • Pues parece que es lo normal, solo espero que se acaben los secretos y que cumplas tu palabra.
  • Así lo haré, y también prometo que te voy a compensar por lo que pasó sin tu consentimiento, vas a saber lo que es el amor en otra galaxia.

Aileen y Alteri se miraron muy serios a los ojos, pero les ganó la sonrisa; después de todo, siempre hubo afinidad entre ellos.

—Continuará—

Cuento by Yoxi

3/12/2020

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s