VIAJE A LA LUNA(POR: YOXI)

PARTE 4

—Aluxes en el espacio—

Con las manos temblorosas, Dora lee el documento que le envió Christian, no lo puede creer; le está diciendo que la humanidad está en peligro y que a ella le tocó la peor parte, tendrá que salvarla sacrificando su propia vida. Vashta, la temible extraterrestre que lleva a bordo, es una amenaza biológica para la humanidad y se debe evitar que llegue a la tierra; ¿Cómo? Provocando que se queme la nave al ingresar a la atmósfera terrestre, entrar en un ángulo incorrecto. Esto hará arder la nave como un meteorito, acabando con Vashta y con ella misma.

Christian se disculpa por tener que darle tan malas noticias y termina el documento con una nota de Tía: Ella le dice que en su compartimiento personal tiene dos aluxes de barro, que tienen las instrucciones para activarlos por medio de un ritual. El paquete incluye una pequeña veladora, copal y cerillos.

  • Esto se pone bueno —Piensa Dora.  Con protección mágica o sin ella, no me voy a dejar dominar por ninguna estúpida y apestosa extraterrestre.

La simple idea de enfrentar sola a Vashta no era muy alentadora, necesitaba una mejor estrategia que la confrontación física. Además se sentía débil últimamente. Los aluxes fueron en definitivo su nueva esperanza.

Se apresura a recoger el paquete con los aluxes y lo lleva a su cabina. De acuerdo con la información de Christian, la tal Vashta despertaría en una hora aproximadamente y aunque ahora la tiene bajo llave, debe dejarla salir para confrontarla, y sobre todo, no alimentarla para que se debilite y se facilite acabar con ella.

Entra a su cabina, saca los elementos, pone su altar  con los aluxes lado a lado, pone ofrendas de comida, dulces, la veladora y el copal. Con todo el corazón lleva a cabo el ritual —Que incluye una parte añadida donde les pide cuidar de su vida— A más de no permitir intrusos e instrucciones de eliminar al invasor.

Termina su ritual y coloca a los aluxes estratégicamente en el área pública; Le quita el seguro a la puerta de la cabina de Vashta, activa las cámaras y se cierra en su cabina a esperar.

Ve cuando Vashta despierta, se levanta, jalonea molesta la puerta pensando que está encerrada pero al mover la palanca se da cuenta que está abierta. Sale cautelosa y empieza a llamar a Dora mentalmente.

  • ¡No te escondas, no tienes a donde huir! dame de comer, si no quieres que me enfade y tú seas mi próximo alimento.
  • No me impresionas Vashta, prepárate porque pronto vas a morir.
  • ¿Me amenazas? No sabes con quien te metes, eres una pobre ilusa, te haré sufrir hasta que de tanto dolor me supliques por tu vida.
  • ¿De verdad? ¡Pruébame!
  • Te lo advertí, tú… pobre humana, ¡Te vas a arrepentir!

Vashta se arroja sobre la puerta de la cabina de Dora y la golpea a puñetazos abollando el metal con sus nudillos, jalonea la manija y le da de patadas a la puerta que empieza a ceder.

Dora asustada prepara su cuchillo y una barreta de acero para defenderse. En eso, los aluxes empiezan a despertar, se miran entre ellos, ven que hay una intrusa en su espacio y que amenaza a su tutora.

Con sendos rugidos como de jaguar la atacan:; Vashta no entiende que está pasando, de donde salieron estos seres, pero confiada contraataca, se defiende bastante bien al principio, pero los aluxes son incansables, la golpean, la arañan, la patean y la muerden sin misericordia. La pelea se encarniza y los aluxes van ganando, la derriban y ya en el suelo le dan tremenda golpiza. Vashta sigue orgullosa oponiendo resistencia, pero los aluxes ya la tienen. Dora que ha estado viendo la pelea en el monitor, escucha en su mente la voz de Vashta.

  • ¡Diles que me suelten, que ya me dejen de pegar!, ¡te prometo que no te voy a hacer daño, por favor escucha¡
  • ¡Ya viste estúpida quien está rogando ahora! por mi parte dejaré que te golpeen hasta que te maten, a menos que prometas  que no me harás daño.
  • ¡Si te lo prometo, pero ya diles que paren!

Dora no sabe cómo parar el ataque de los aluxes y decide salir; abre la puerta y los aluxes desaparecen como un suspiro. Se acerca a Vashta que la mira con ojos suplicantes; Dora sonríe y sin cruzar palabra la remata con la barra de hierro, la tunde con odio en la cabeza hasta dejarla desfigurada, su mente bloqueada por la ira solo puede repetir:

  • Maldita, maldita, vete al infierno…

Vashta está muerta, pero Dora no ha calmado aún su ira, saca el cuchillo y la apuñala decenas de veces en el pecho buscando el corazón, luego  le corta la cabeza,  no escuchará más esa voz en su mente.

  • ¿Qué te pareció la justicia yucateca ¡Eh! maldita? ¿No que muy brava?

Dora levanta por el pelo la cabeza de Vashta, la gira en el aire como si fuera una honda salpicando todo el interior de la nave, y la arroja dentro de la cabina; haciendo un ruido sordo la cabeza choca con la pared metálica. Mete también el mazacote de carne y sangre que quedó de ella y cierra la cabina. Da unos pasos y entre sollozos cae de rodillas primero, luego a gatas y vuelve el estómago varias veces mientras llora como una niña, sintiendo lástima por sí misma.

El cansancio la abruma, pero se levanta y se dirige a su cabina, ve la hora, está a punto de cumplirse ahora la cita con Christian en la radio. Se tranquiliza, se lava, se cambia y se acicala en espera de la comunicación, el radio empieza a sonar:

  • Atención Chichen II, este es el Capitán Christian Pech, adelante por favor.
  • Recibido Capitán aquí Chichen II, le escucho fuerte y claro, adelante.
  • Espero que se sienta mejor, como le dije estamos en alerta máxima y muy preocupados por usted y lo que pueda pasar con su indeseable huésped si llega a la tierra.
  • Muchas gracias, le informo que la extraterrestre fue eliminada gracias a la propuesta de activar a los aluxes; no se fue sin pelear, pero acabaron con ella y su amenaza a mi persona.
  • No sabe el gusto que nos da escuchar que ya se deshizo de su incómoda huésped, la felicito. Ahora le quiero preguntar si está dispuesta a seguir el plan para eliminar la amenaza bacteriológica que representa el cuerpo.
  • Sí, estoy dispuesta a hacerlo, yo y mis aluxes nos inmolaremos por el bien de la humanidad. debo comunicarles que me siento cada vez más enferma y me están cundiendo las manchas en la piel, junto con otros síntomas. por lo que iniciaré de inmediato el descenso a la tierra e incineraré la nave con todo su contenido como me han indicado.
  • Nos da mucha pena, usted siempre será  parte de un gran equipo que nunca olvidaremos.
  • Así lo considero también, voy a hablar con la tierra para avisarles que bajaré la nave, que tuvimos problemas y evitaré asustarlos con detalles irrelevantes ahora para ellos.
  • Muchas gracias Comandante, le deseo la mejor de las suertes y hasta siempre, amiga, tengo que cortar, adiós.
  • Hasta siempre queridos amigos, adiós.

Dora cambia de canal y se comunica con la base en Chixchulub

  • ¡Atención Chixchulub, esta es Chichen II reportándose, adelante!
  • Adelante Chichen II que gusto escucharle, creí que los habíamos perdido o que estaban en problemas, escuchamos una transmisión de su nave pidiendo ayuda a algún escucha de la raza Sirio Felina, ¿Por qué Comandante?
  • Es una larga historia, la extraterrestre que recogimos en la Luna despertó y causó problemas, sin embargo ya ha sido neutralizada.
  • Me da gusto escuchar que su problema ha sido resuelto ¿Cuál es su plan de vuelo?
  • Después de esta vuelta a la Luna y aprovechando su tirón gravitatorio, iniciamos el descenso, calculamos que nos tomará 72 horas llegar a la tierra.
  • Muy bien Chichen II, estamos en contacto para auxiliarles en lo que necesiten.
  • Por lo pronto le comunico que estamos bien de combustible pero tenemos una alerta amarilla en nuestra planta de energía, así que por seguridad mantendremos la comunicación al mínimo, ya tendremos oportunidad de platicar después.
  • Si, lo vimos también desde aquí en nuestro monitor, no se preocupen no pasa nada, pero no está de más la precaución extra, gracias Comandante, cambio y fuera.

En la base de Chixchulub están nerviosos por varias situaciones, pero no quisieron alarmar a Dora, el mensaje de ayuda Sirio Felino que estuvo transmitiendo Chichen II, puso en alerta a varios gobiernos del mundo, que se comunicaron con ellos y les advirtieron que si no los detenían, derribarían la nave con un misil por considerarla peligrosa y hostil. Aunque ya habían sido contactados varios gobiernos para informarles que la situación estaba bajo control y la transmisión detenida, varias potencias, entre ellos Corea, estaban muy molestos, les llamaron incompetentes y amenazaron con derribar la nave de todas formas. El Gobierno de Yucatán estaba en pláticas diplomáticas para evitarlo.

Tampoco le dijeron a Dora que escucharon otras comunicaciones entre Chichen II y un lugar indefinido en el espacio, hablando presumiblemente con sus compañeros en secreto, por una frecuencia inusual.

Estaba muy cansada y decidió tomarse una siesta. Al pasar por el umbral de su puerta vio a sus amigos los aluxes que tanto bien le habían hecho;  los saludó como militar, ¡bien hecho! les dijo, y se metió a descansar sintiéndose protegida.

Mientras tanto, en la nave Pleyadiana empezaban las despedidas, les informaron que los llevarían a la Florida y que ya debían partir. Se sintieron mal por lo rápido de los eventos; se encontraron de repente en un cuarto blanco, después sin tenerlo muy claro, estaban haciendo fila en migración americana para entrar al país; cuando los interrogaron y tuvieron que ver sus documentos para recordar cómo se llamaban —ahora Alan y Edna— Los miró mal encarada la oficial de migración, llamó a los guardias de seguridad que los sacaron de la fila y los metieron a un cuarto haciéndoles jetas; pero pronto cambiaron de opinión, checaron de nuevo en la base de datos y algo nuevo apareció que hizo que los soltaran y los dejaran pasar con una disculpa y una sonrisa fingida.

Una limosina negra los llevó al Puerto de Fort Lauderdale, abordaron un lujoso crucero de Carnival Cruises que los llevaría a Cozumel. En el trayecto se enteraron que tenían, además de su nueva identidad: un sueldo del gobierno americano, tarjeta de crédito y una cuenta bancaría con una respetable suma. Había algunas lagunas en sus mentes, pero como esto era el paraíso, se dejaron llevar. Durante  el viaje, Alan compró un anillo de brillantes en una tienda del barco y durante la cena le pidió matrimonio a Edna de rodillas —Como manda el Canon— y ella lo aceptó de mil amores, la ovación de todos los comensales no se hizo esperar.

Chixchulub II estaba llegando al punto de ingreso en la atmósfera terrestre, Dora sabía que todo acabaría pronto, así que se arregló lo mejor que pudo, se puso su traje de astronauta y se metió en los bolsillos laterales a sus amigos los aluxes, ¡No los iba a dejar ahí después de salvarle la vida! Tomó la radio.

  • ¡Atención Chixchulub, esta es Chichen II ingresando a la atmósfera terrestre!
  • Enterado Chichen II ponga el piloto automático para descender pero siéntase libre para maniobrar si así lo considera; de acuerdo a nuestros radares, está en posición correcta de ingreso. Perderemos la comunicación en cinco minutos debido a la turbulencia de entrada, pero en quince la reanudaremos. Esperamos verla aterrizar sin novedad, ¿Enterada?
  • ¡Enterada Chixchulub, cambio y fuera!

La nave entró en la atmósfera y conforme penetraba se sentían más y más los sacudones y el calor por la fricción sobre la nave. Dora estaba decidida a cumplir, así que, cuando consideró pertinente, tomó el timón y lo desvió quince grados, lo suficiente para que la fricción aumente y queme la nave en la atmósfera. La temperatura subió peor que Mérida en mayo; empezó a salir humo por todas partes, las sacudidas eran como montar un toro mecánico loco. Dora perdió el conocimiento y al soltar el timón, este volvió a automático y milagrosamente la nave tomo un curso normal de aterrizaje, aunque  ahora convertida en una bola de fuego.

¡Se está quemando Chichen II! ¡Algo va mal! —Exclamaron asustados en Chixchulub. En eso aparecieron dos misiles que venían hacia ella de diferentes direcciones. La nave envuelta en llamas hizo una rara cabriola en el aire, justo antes del impacto, los misiles chocaron entre sí y explotaron en el aire. Chichen II siguió su trayecto descendiendo y comenzó a aterrizar.

No lo podían creer pero tuvo un aterrizaje casi perfecto, tocó tierra, se abrieron los paracaídas de freno, —que milagrosamente no habían sido consumidos por el fuego— solo que Chichen II no paraba, se comió la pista y se siguió de frente, carreteó por el pasto hasta que se detuvo unos metros antes de salirse por la reja trasera del Centro Espacial. Los bomberos y las ambulancias corrieron al rescate, no había comunicación con los tripulantes, seguro perecieron —Pensaron en la torre de control.

Apagaron el fuego de la nave, abrieron la escotilla y del interior salió  una columna de humo negro. Después de enfriar la nave lo suficiente entraron los paramédicos, pero solo encontraron con vida a Dora, el resto de la nave estaba totalmente carbonizado, no había más sobrevivientes. Dora fue llevada a una cápsula hermética de seguridad, donde médicos vestidos con trajes especiales anti contaminación biológica la hicieron reaccionar. Al quitarle el traje de astronauta notaron que traía algo en las bolsas, eran las figuras de los aluxes. La revisaron los médicos y constataron que no tenía lesiones ni quemaduras. No había lógica ¿Cómo había sobrevivido ilesa a tal holocausto?

Cuando se sintió mejor, lo primero que preguntó fue donde pusieron sus figuras de los aluxes; se los dieron, pero ahora estaban cristalizados, eran negro brillante como la obsidiana.

  • Gracias mis queridos amigos. —Les dijo y le dio un beso a cada uno. —Pensaron que tal vez había perdido la razón.

—Continuará—

Cuento by Yoxi                                                                   18/11/2020

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s