MI PRIMER PACIENTE(POR: ANA LETICIA MENÉNDEZ MOLINA)

Terminé el bachillerato en junio, a los 17 años, a escondidas en agosto ingresé a la facultad de medicina, papá nunca me hubiera dejado que yo estudiara para médico, ya que él siendo maestro, siempre me guio para esa carrera.

Todo mi primer año de medicina fue un verdadero reto, en mi ciudad, y en aquella época, sólo éramos 3 señoritas y 18 caballeros, así que nos unimos las mujeres y nos prometimos estudiar duro para no ser dadas de baja.

Al cumplirse el tercer mes, se fueron algunos jóvenes, quedando nosotras 3 y 14 varones, éste sería el verdadero grupo.

A mediados de noviembre les comenté a las chicas que para ayudarnos sería bueno ingresar como voluntarias a la Cruz Roja, así aprenderíamos más con la práctica, teniendo vivencias reales. Y reafirmando si era esa la carrera de nuestros sueños.

Fácilmente nos incorporaron al equipo Z10, nosotras 3 y 5 varones.

El capitán de nuestra cuadrilla, era un estudiante de carrera trunca de la misma facultad, los otros jóvenes si eran voluntarios, con otras actividades, pero hicimos muy buen equipo.

Mi primer año fue un verdadero reto, no descansaba, pero tampoco me cansaba porque estaba haciendo cosas que me gustaban.

 Al comenzar el segundo año en agosto, decidí que en la comida del cumpleaños de papá que la celebrábamos el 31 de agosto, les comunicaría mis avances en la facultad, para esa fecha ya estaba segura que sí quería ser doctora, que me apasionaba el estar de voluntaria en la Cruz Roja, y que no quería ser maestra por ahora, pero le prometería a papá que en algún momento de mi carrera podría dar clases de cualquiera de las materias relacionadas a la biología.

Yo estaba preparada para cualquier debate, no sería fácil. Papá era un hombre severo, duro, implacable, pero yo había practicado mi mejor sonrisa, sabía que era su consentida y lo mucho que me quería.

Estábamos todos reunidos ya en la comida de un rico pozolito, mamá ya sabía de mis actividades, lo supo desde el principio, siempre apoyándome, muy callada, a decir verdad le tememos a papá.

Todo se fue dando perfectamente bien, papá platicaba sus anécdotas y todos reíamos, mis hermanos y mis cuñadas cómplices míos, platicaban muy ameno para darme tiempo y valor.

 Terminamos de comer, entre risas y chistes, me levanté por el pastel, y al acercarme a papá para prender la velita, me tomó del brazo derecho y me hizo la pregunta:

—Y tú Magali ¿en qué andas metida que vas de aquí para allá, siempre con muchos libros y ya no te veo por las tardes?

Enseguida prendí la velita del pastel, hice un movimiento con los ojos a todos y comenzamos a cantarle.

Al empezar a repartir los platitos con una rica rebanada de pastel de choconuez; su favorito, le dije:

_Papá, estoy comenzando mi segundo año en la facultad de medicina y en noviembre cumpliré un año de voluntaria en la cruz roja, me siento muy feliz y realizada haciendo lo que me gusta, en cuatro años seré la doctora Magali, y aquí mismo en la salita de estar pondré mi…en ese momento a papá le empieza un ataque, sus manos se empiezan a retorcer, sus ojos …

Todos en movimiento, gritos, dejé de atenderlo y les dije: calma, es una emergencia, por favor Juan, ábrele la camisa mientras hablo a mi cuadrilla Z10 de la Cruz Roja, apenas lo establecí, y la ambulancia que llegaba.

El médico de guardia lo estabilizó, y me aclaró que esta embolia no le dio por el disgusto, papá le había balbuceado que su hija Magali estudiaba medicina.

Hoy, papá se recupera muy bien, ha recobrado perfectamente el habla, sus movimientos son un poco más lentos pero con mis cuidados pronto estará mejor.

Será su cumpleaños el próximo mes, yo estaré entrando al tercer año de medicina, sigo como voluntaria en la Cruz Roja.

Con mucha frecuencia las chicas vienen a la casa a estudiar y a convivir con papá.

 El me felicita con mucha frecuencia, me dice lo orgulloso que está de mí, me pide estudiar conmigo, leemos juntos y comentamos. 

Una Tarde me preguntó:

¿Doctora Magali cuando ya podré salir con mis cuates y fumarme un puro?

Nos reímos a carcajadas.

ANA LETICIA MENENDEZ MOLINA.

4 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s