EL LIBRO DEL DESTINO(POR: YOXI)

 

FOTO OFICIAL 2 DE YOXI

Capitulo IV

—El Juicio que viene—

Ron, con Ela su madre y Alina su hermana mayor, llegan a la reunión evangelística, a la entrada los recibe Pat —Patricio, un joven Elder que Ron conoció el día anterior—  les indica sus lugares, Ron nota como Pat mira a Alina y al parecer a ella no le desagrada, tampoco a Ela, que sonríe discretamente al ver la empatía espontanea entre los jóvenes.

El Pastor Parson´s —Un hombre de color enorme, medio calvo, de bigote, con una voz grave, poderosa e intimidante— que como siempre va impecablemente vestido de traje y  corbata de moño, dará el mensaje, —él podía llevar a su audiencia de la charla jocosa a la risa o al llanto en segundos—

El sermón gravitaría en torno a dos temas principales: las señales antes del fin del mundo —Mateo 24:3-14* — y el rescate de los redimidos —Apocalipsis 7:14-17**— se leía en el programa.

Comienza la predicación y la vehemencia del pastor va en aumento, el Espíritu se mueve con poder y el lugar se llena con la Shekinah —La gloria de Dios— como lo hacía en el lugar santísimo del templo judío; hace que todos los asistentes se sientan convictos de pecado.

Comprenden que es Dios mismo quien les llama y les muestra su amor infinito, que lo único que pide para rescatarlos del infierno, es simplemente arrepentirse, pedir perdón por sus faltas, creer en su hijo y aceptar por fe la salvación.

Los argumentos bíblicos y el movimiento del Espíritu son tan contundentes que muchos a estas alturas lloran y otros están muy serios. Parson´s hace entonces un llamado a tomar una decisión.

—Todos aquellos que quieran aceptar a Jesús en su corazón que levanten su mano y vengan al estrado, vamos a hacer juntos una oración de salvación, para que el Señor Jesús entre en sus vidas, los selle con su Santo Espíritu y les otorgue la salvación y la vida eterna.

Mientras se escucha el himno “Amazing Grace” —Sublime gracia— Ela con sus dos hijos se levantan y van al frente junto con muchas otras personas; el pastor les pide inclinar el rostro, cerrar los ojos y repetir junto con él la oración:

  • Señor Dios del universo, reconozco que soy un pecador y estoy arrepentido de serlo. Te pido me perdones, creo que Jesucristo es el salvador del mundo, que pagó por mis pecados en la cruz, y ahora por fe lo acepto personalmente como mi señor y salvador, me declaro salvo por fe y tomo la decisión de seguirle de hoy en adelante, guiado por tu Espíritu Santo; orar, leer la Biblia, bautizarme y congregarme en una Iglesia donde se predique al Jesús de la Biblia, amén.

 

Suena el himno final “When the Saints go marching in” —La marcha de los santos— hay sonrisas, lágrimas y abrazos entre ellos. Entonces a petición del pastor Parson´s, todos los asistentes les dan un aplauso a los nuevos conversos.

De repente, Alina se tambalea, se agarra la cabeza con ambas manos, balbucea  algo ininteligible y se desvanece; un Elder que se encontraba detrás de ella y que la vio, alcanza a sujetarla antes de caer y la lleva, ayudado con otras mujeres y su madre, a una silla donde la auxilian, le frotan con alcohol la nuca hasta que vuelve en sí.

Su madre está frente a ella tomándola de la mano cuando despierta, le pregunta que le pasó, si se siente bien; ella le dice que sí, que sintió un poder que la llenaba y se sintió como flotando en el aire; que después vio como si el lugar desapareciera apagándose todo y tuvo visiones. Vio a su hermano Dug en la cárcel, estaba asustado y gritaba pidiendo ayuda. La visión se desvaneció y apareció otra muy extraña, como si viera imágenes del fin del mundo. Vio hordas de gente sucia, empobrecida y vestida en harapos, que caminaban penosamente como muertos vivientes sin rumbo por calles obscuras,  ennegrecidas por el humo y que buscaban desesperadamente alimento.  Desfilaban ante sus ojos en tenebrosa procesión, llevando sus pocas pertenencias a cuestas, algunos estaban armados. El cielo era color plomo y apenas caía un poco de luz aunque era medio día, por lo que la gente se desdibujaba en la penumbra. Había basura, restos de cosas, animales y hombres muertos por todos lados, ratas comiendo los cadáveres y perros famélicos en patéticas manadas buscando algo que comer.  Vio salir unas ratas de una coladera con sus crías y correr, los perros hambrientos las atacaron a mordidas y las despedazaron, la gente gritando se abalanzó sobre los perros para quitarles las ratas, alguien sacó una pistola y mató a los perros; la gente entonces, entre  jalones y empujones despedazó a los animales y dividió los restos, y se los comían con desesperación, maldiciendo a Dios y al Cielo por su situación.

Muchos estaban enfermos, cojos, mancos y con llagas, otros tenían heridas sangrantes e infectadas con pus. Al ver el deprimente espectáculo, Alina se estremeció de asco y  gritó de terror, después no supo más de sí. Cuando despertó se encontraba nuevamente en la carpa.

Al llegar a casa después de la reunión, se enteraron que efectivamente Dug estaba en la cárcel, confirmando así la visión de Alina. Ela sacó todos sus ahorros del bote de la cocina, empeñó todo lo que pudo y completó con dinero que le dio Alina, para pagar la multa y sacar a Dug de la cárcel.

Una vez llevaron a Dug a la casa, Ela, después de abrazarlo,  llorar y agradecer a Dios por su regreso, se empezó a encolerizar en su contra, se sentía traicionada por su hijo y le habló muy seriamente. Le dio el sermón de su vida, alternando con bofetadas, gritos y sorbidas de mocos, que el villancete no olvidaría jamás.

Dug callaba y a ratos esbozaba una cínica sonrisa que irritó tanto a su madre, quien le advirtió que a la próxima que hiciera se iba a la calle.

Al día siguiente, Dug sale de casa muy temprano, está más decidido que nunca a entrar a la secta de malvivientes y completar su tarea pendiente, matar a un hombre.

Continuará

Cuento By Yoxi

Notas

* Mateo 24: 3-14

3 Estando él (Jesús) sentado en el monte de los Olivos, sus discípulos se acercaron a él aparte, y le dijeron:
—Dinos, ¿cuándo sucederán estas cosas? ¿Y qué señal habrá de tu venida y del fin del mundo?
4 Respondió Jesús y les dijo:
—Miren que nadie les engañe; 5  porque muchos vendrán en mi nombre diciendo: “Yo soy el Cristo”, y engañarán a muchos. 6  Oirán de guerras y de rumores de guerras. Miren que no los turben, porque es necesario que esto acontezca; pero todavía no es el fin. 7  Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino. Habrá hambre y terremotos por todas partes. 8  Pues todas estas cosas son principio de dolores.
9  »Entonces los entregarán a tribulación y los matarán, y serán aborrecidos por todas las naciones por causa de mi nombre. 10  Entonces muchos tropezarán; y se traicionarán unos a otros, y se aborrecerán unos a otros. 11  Muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos; 12  y por haberse multiplicado la maldad, se enfriará el amor de muchos. 13  Pero el que persevere hasta el fin, este será salvo. 14  Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las naciones, y luego vendrá el fin.

**Apocalipsis 7:14-17

Uno de los ancianos me preguntó (al apóstol Juan) diciendo:
—Estos que están vestidos con vestiduras blancas, ¿quiénes son y de dónde han venido?
14 Y yo le dije:
—Señor mío, tú lo sabes.
Y él me dijo:
—Estos son los que vienen de la gran tribulación; han lavado sus vestidos y los han emblanquecido en la sangre del Cordero. 15 Por esto están delante del trono de Dios y le rinden culto de día y de noche en su templo. El que está sentado en el trono extenderá su tienda sobre ellos. 16 No tendrán más hambre, ni tendrán más sed, ni caerá sobre ellos el sol ni ningún otro calor; 17 porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará y los guiará a fuentes de agua viva, y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s