ÚLTIMOS DÍAS(POR: ANA LETICIA MENÉNDEZ MOLINA)

foto-analeti

 

Sin pensarlo,  con el tiempo en mi contra, llegué a los últimos días, justo hoy una voz me dijo:

—Gilberto es hora de descansar.

Me incorporé, abrí los ojos y pregunté:

¿Qué dices?

¿Cómo descansar?

Pues eso he hecho los últimos meses, descansar. Estoy acostado desde hace 3 meses, quizá 4.

— Si sé, pero ahora el descanso no es estar en tu cama, ya estamos en los últimos días, vamos a descansar, salir de todo esto, dejar éste mundo.

—Pero no puedo irme ahora, tengo varios pendientes que no he logrado cerrar. Qué  tal si me dejas un mes, arreglo todo, y en 30 días me voy contigo a donde me pidas.

—Bueno, no es mala idea, nunca les he dado unos días a nadie, porque nadie me los había pedido.  Pero tú eres el primero en pedirlos, así que lo veo justo. El que pide tiene derecho a recibir. Entonces  Gilberto dime: ¿qué es lo que necesitas arreglar?

—Al no tener hijos y mi esposa murió hace muchos  años, necesito encontrar a quien dejarle mi dinero, mis cosas, pero sobre todo a quien dejarle mis anécdotas, mi conocimiento, todas mis alegrías, mis pocas tristezas. Quiero encontrar una persona que se beneficie con los secretos que se.

La muerte se vio interesada y me preguntó: ¿de verdad tienes tanto para dar todavía?

Sí, He aprendido mucho más en estos últimos días que todos los días de mi vida, no quisiera llevarme mi aprendizaje, no quisiera que se pierda.  Si me dijeras que me voy mañana, hoy todavía quisiera plantar un árbol, escuché niños recién nacidos, eso indica que todavía hay vida, esperanzas.

Bien, me dijo la muerte, hoy saldrás por esa puerta, te estaré vigilando.

Gilberto sin miedo, creyendo que lo había soñado salió, comenzó a caminar a su casa, pensando en lo que haría.

Cada paso que daba eran nuevas ideas,

Se sentó en una piedra, debajo de un frondoso árbol a ver la vida pasar,  acomodar sus ideas.

Platicó con algunas personas que pasaban como si estuviera buscando a alguien, al caer la tarde, tomó su sombrero y siguió  camino a casa.

Desde muy temprano ya estaba trabajando, separando sus pertenencias, acomodando, lavando, arreglando todo.

Alguien llamó a su puerta.

Era Inés con sus 2 hermanitos, una joven que vivía en la misma cuadra.

Gilberto le preguntó:

—Inés si yo me fuera de viaje, tú te podría quedar en mi casa y cuidar mis cosas, yo te pagaría para que puedas seguir estudiando, tus hermanitos tendrían un mejor futuro. Le podrías decir a la gente que soy tu abuelito y te heredé mis pertenencias.

—Sí —le respondió Inés, así les diré a todos.

Se mudó Inés, Nazario  de 10 y Celia de 8 años.

Gilberto les acomodó en la casa, diario les enseñaba cosas a los niños, hacían juntos la tarea de la escuela y los deberes de la casa, empezaron a sembrar hortaliza, flores, arreglaron el terreno, Inés un poco mayor se encargaba de todo, hasta de atender a Gilberto.

Fueron pasando los días,  Gilberto seguía poniendo todo en orden, el jueves se fueron al banco, Inés sería su heredera, todos sus bienes para ella, hicieron el traspaso de las propiedades, el coche y el dinero.

Gilberto le comentó al ejecutivo que todo lo quiere dejar a nombre de Inés y sus hermanitos. Esta pobre mujer se ve que ha sufrido mucho,  y el ejecutivo le dice:

—Don Gilberto, ella es su esposa y los niños son sus hijos.

Gilberto asustado preguntó a Inés la verdad. Inés le responde que ha estado muchos meses en el hospital, que se ha afectado su memoria.

Incrédulo Gilberto le cuenta  a Inés que la muerte, esa señora de blanco le permitió vivir un mes más.

Inés le responde:

—mi amor, ella es tu doctora.

Gilberto muy cansado y confundido toma un vaso con agua, se despide de los niños con un fuerte abrazo, un gran beso a Inés,  sube a su habitación, se va a la cama sin despertar más.

 

 

ANA LETICIA MENENDEZ MOLINA

23 DE JULIO DE 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s