VIVIENDO ENTRE ROPAS(POR: LEANDRO DZUL CENTENO)

 

 

Jany era una adolescente de 13 años que vivía en una pequeña comunidad que se encontraba a pocos kilómetros de la ciudad. Su familia era humilde y su casa muy pequeña.

Cuando su mamá lavaba ropa la tendía en las cuerdas del patio que estaban atadas de árbol en árbol.

En ocasiones, cuando el día era lluvioso, no le quedaba más remedio que tender la ropa dentro de la casa. Para ello desataba sus cuerdas de los árboles y a cambio las ataba de ventana en ventana e incluso de los hamaqueros.

Para Jany era muy incómodo tener que estar así. No podía deslizarse por su pequeña casa sin tener que estar esquivando la ropa, respirando humedad e incluso no podía dormir porque el aire del ventilador hacía que las ropas se movieran tocando ligeramente sus brazos y piernas a través de su hamaca.

Una tarde cuando la mamá estaba lavando, el cielo se nubló al punto que era obvio que iba a llover en cuestión de minutos. Entonces llamó a Jany para que la ayudara a tender la ropa mojada dentro de su casa. Ella se molestó tanto que se puso de mal humor y bien sabía que no soportaría estar entre ropas el resto de la tarde y toda la noche. Fue así que tomó su mochila, metió algo de ropa, un libro que estaba leyendo en esos días y se despidió de su mamá.

¡Toc, toc, toc! – Ya voy -, dijo el señor Rodríguez mientras se levantaba de su mecedora. Al abrir la puerta se emocionó al ver a su nieta. – Qué milagro Jany -. – Hola abuelito, vine de visita y a quedarme contigo porque no soporto tener que estar entre ropas mucho tiempo. Cuando mamá lava y llueve tiene que meter toda la ropa a la casa y me fastidia estar así -.

Su abuelo le dijo que no se preocupara porque siempre la recibiría con los brazos abiertos, además en su casa tendría su propia habitación con todo lo necesario para entretenerse y lo más importante, jamás tendría que estar ni dormir entre ropas.

A partir de ese día el señor Rodriguez le pide a Dios que cuando su hija lave ropa el cielo se nuble para sentirse acompañado más seguido de su pequeña nieta Jany.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s