SI NO ES EN VIDA, ES EN MUERTE(POR: MARÍA TERESA MORENO)

tarjeta de ma teresa moreno

 

Todo comenzó hace dos semanas, después de salir de mi trabajo me encontraba en la habitación de mi casa que rento en la ciudad de México. De pronto me percaté que había olvidado hacer la despensa que normalmente acostumbro, la solución más efectiva es ir a alguna tienda de 24 horas, así que tomé el auto y fui.

 

Saliendo del establecimiento me encontré con un chico sentado en la banqueta junto a mi carro, a primera vista lo noté muy triste y pensante, pues uno se da cuenta cuando alguien está así.​

 

La verdad soy de esas personas​ que ayuda en lo que puede, así que me acerqué a él, fue muy amable, me dio las buenas noches y yo se las di también, yendo al grano le pregunté si todo estaba bien y si podía ayudarlo en algo…

 

El joven sin rodeos me dijo que sí, pero antes de decirme en que podría ayudarlo, me pido el favor de escucharlo.

 

Me contó que su madre había fallecido días atrás, y que su hermana menor se fue a vivir con sus tíos después de lo sucedido, pues él no era capaz de educar a una niña de 3 años, ya que recientemente lo corrieron del trabajo por faltar tanto, y no porque él quisiera, sino porque tenía ataques de depresión y en el trabajo no era justificación, por lo tanto tampoco dejaron a su hermana estar cerca de él.

 

Sin embargo, al contarme todo no sentía mucha tristeza en él, más bien sentía que hablaba muy seguro.

 

También me dijo que estaba sentado allí porque encontraría la manera de ver a su hermana diario, pero yo no imaginé como lo haría ahí sentado.

 

Me pidió de favor llevarle un sobre a su hermana que estaba a unas siete cuadras y acepté ayudarlo, pero me pidió que solo fuera yo solo. Me dio instrucciones de dejar el sobre bajo la puerta y que cuando lo hiciera rápidamente me fuera de allí, pues él lo que quería era que pensaran que había sido el quien dejó el sobre, porque no tenía el valor de hacerlo.

 

Así que cuando llegué, dejé el sobre y me fui rápido pues entiendo cómo se debía de sentir él.

 

Mientras manejaba regreso a casa no dejaba de pensar en la vida del pobre chico, desafortunadamente no presté atención y solo alcancé a ver que alguien se aventó directo hacia mi automóvil, escuché un fuerte golpe e inmediatamente frené, el mismo chico del que les estoy platicando fue a aventarse directo hacia mi automóvil en movimiento.

 

Sí, es lo que ustedes creen… Lo atropelle.

 

El miedo me hizo no pararme y verme como una persona desagradable que se dio a la fuga.

 

Me sentí tan despreciable por no ayudarlo, pero era obvio que me detendrían y todos se irían en contra mía, ¿pues quien me creería que el chico solo se aventó?…

 

En realidad no me sentía nada bien, tenía remordimiento en la conciencia, tenía que confesar lo que había sucedido y esa noche la pasé tan mal que no pude dormir.

 

A la mañana siguiente, el “accidente” salió en una pequeña nota del periódico, y un post en internet del accidente que si gustan pueden buscarlo con el testimonio de su tío diciendo que el chico se aventó a propósito al carro… yo me quedé frío pensando que vieron el accidente.​

 

Pero resulta que la carta del chico, decía lo mucho que amaba a su hermana y que estaría cuidando de ella, no en vida, si no desde el cielo junto a su madre, en pocas palabras…

El final es el principio de todo.

 

Me disculpo con la familia por haberles hecho que carguen con un alma rondando en su casa, porque creo en el chico, creo en que está cumpliendo con su palabra, y sé que ahora está cerca de su hermana.

 

No sé si me esté agradeciendo o es algo más, pero antier y ayer lo vi.

 

Lo vi asomándose desde mi ventana, y sé que es él por la misma energía que siento y que se asemeja, a parte no siento temor al contrario el verlo me hizo sentir en paz, como si quisiera agradecérselo.

 

Por eso le creo que cumplió con su objetivo.

 

Pd. A mitad del relato, estoy seguro que lo acabo de ver de reojo, Mirándome…

 

Créditos

Anónimo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s