LA CUEVA DEL INDIO(POR: MARÍA TERESA MORENO)

 

tarjeta de ma teresa moreno

Corría el año de 1936, mis abuelos ya establecidos aquí en la laguna Vivían al día, mi abuelita ama de casa con varios hijos, mi abuelo hacía de varios trabajos, su nombre Saturnino Barrios, hombre hecho en el campo, trabajador sin temor a nada, buena persona con su familia y amigos.

 

Por aquellos años se usaba ya el tranvía que corría de torreón a lerdo y viceversa, un día trabajando con su amigo Esteban, este le platico que había escuchado sobre una cueva que tenía un tesoro, que era de los revolucionarios que habían escondido una fortuna en oro y plata y más objetos de valor, diciéndole a mi abuelo ,porque no vamos y la buscamos tal vez si lo llegáramos a encontrar salgamos de pobres, mi abuelita me dijo, que el abuelo dudo un poco, porque era solo un mito, que él también había escuchado, más sin embargo, teniendo una familia grande que mantener acepto, diciendo, me parece bien Esteban solo ay que prepararnos muy bien.

 

Llego mi abuelo a la casa y le dijo a mi abuela lo que iban a hacer, al día siguiente salieron muy temprano para tomar el tranvía que salía a las seis a lerdo, llevaban comida ,machetes, varias cosas más, y una lámpara de petróleo del ferrocarrilero, llegando a eso de las ocho am donde casi terminaba el tranvía cerca de los cerros(nunca supe donde porque solo mi abuelita decía que en unos cerros),caminaron varias horas, hasta que llegaron más o menos donde le habían dicho a Esteban, ya en el lugar subieron un cerro, casi al llegar a la cima lo rodearon preguntando mi abuelo donde era, su amigo le dijo tenemos que bajar con una cuerdo ahí donde se ve esa saliente, bajaron y vieron un hoyo en el cerro en el cual cabían acostados pero de uno en uno, entro Esteban primero ,y mi abuelo con todas las cosas detrás, cuando habían recorrido casi 16m ,al fondo del hoyo se escuchó relinchar un caballo y el cascabel de varias víboras ,Esteban empezó a gritar diciendo que regresaran que había algo malo ,fue tanta la impresión que se desmayó, como pudo mi abuelo lo saco y lo dejo afuera del hoyo, como dijo mi abuela él nunca tenía miedo de nada y decidió regresar y si conforme iba avanzando, los relinchidos y cascabeles eran más y más fuertes, pero siguió, después de un buen tramo recorrido, el hoyo se habría en cueva ,como un pasillo de vecindad ,el cual no distinguía bien debido a la poca luz que alumbraba la lámpara de petróleo, al cual lo dividía una grieta en el suelo, se oía agua correr en el fondo de esa grieta, mi abuelo que solo llevaba la lámpara de petróleo brinco la grieta y ahí la cueva se hacía enorme, comenzó a caminar pudiendo ver que a los lados de la cueva, había muchos costales y en medio como dos tarimas que se extendían hasta el fondo, en ese momento ya se oían más los cascabeles de víboras por los lados y al fondo, relinchidos y galope de caballos, siguió avanzando llegando casi al final de la cueva ,ahí pudo distinguir carretas, cañones (DESPUÉS EL LE DIRÍA A MI ABUE QUE TAL VEZ EXISTÍA OTRA ENTRADA PORQUE POR EL HOYO NO HABRÍAN METIDO ESAS COSAS) regreso donde se veían las tarimas ,y cuál fue su asombro al acercarse y ver que eran lingotes de oro monedas de plata y oro, y más cosas de valor ,recordó a esteban, solo ahí afuera, sin saber cuánto tiempo había pasado (ya los relinchidos y cascabeles eran insoportables)traía su pañuelo y decidió tomar algunas monedas las cuales envolvió en el pañuelo ,cuando lo hacía, se escuchó una voz al fondo de la cueva que decía…

 

“TODO O NADA, TODO O NADA” SE APRESURO A SALIR PERO CUANDO LLEGO POR DONDE SEGÚN EL HABÍA ENTRADO POR MAS QUE BUSCO Y BUSCO NO ENCONTRÓ EL HOYO,LA VOZ SEGUÍA DICIENDO “TODO O NADA” COMPRENDIÓ EL QUE SI NO REGRESABA LAS MONEDAS NUNCA PODRÍA SALIR DE AHÍ.

 

Así que tuvo que regresar y dejar las monedas exactamente de donde las había tomado, al regresar a buscar la salida ahí estaba ,salió y despertó a Esteban ,ya era tarde el sol se estaba metiendo, me dijo mi abuelita que esa era la condición de ese tesoro ,sacarlo todo de un jalón dónde fue? Nunca lo sabremos, solo ellos que lo vivieron lo sabían, llevándose el secreto, a la tumba, para mi este relato es el mejor tesoro que me dieron, sus recuerdos y leyendas, a mi abuelo no lo conocí, pero al escuchar todo lo que me platico mi abuela de él, sé que fue así, estoy seguro que algunos de ustedes han escuchado diferentes versiones, como les dije , a otras personas les paso de diferente forma,

Yo creo que ese tesoro, aún está ahí, esperando que algún valiente se atreva a sacarlo, soportando los relinchidos, cascabeles, lamentos y demás, aun con todo y la voz, que te dice… “TODO O NADA”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s