KOCHOL(POR: JESÚS VARGUEZ BACAB)

FOTO OFIC CHUCHO

 

Flor e Hilario se conocieron prácticamente desde el vientre de sus respectivas madres. Vecinos separados tan solo por una albarrada, festejaban sus cumpleaños con una semana de diferencia. El cabello lacio y los labios rojos, frescos como pitahaya recién cortada de Flor; atraían la mirada como un imán. Hilario por su parte, era el orgullo de sus padres; inteligente, trabajador, respetuoso de sus mayores. A nadie sorprendió que a los diecisiete años se hiciesen novios.

Bajo la sombra  de un naranjo, en un banco de laja, hacían planes para el futuro que se anunciaba dichoso.

Ese día de enero amaneció lluvioso, algunos comentaron que era parte de las cabañuelas. Flor no pudo levantarse, una fiebre repentina incendiaba su cuerpo. El doctor la examino y diagnostico influenza, tardaría de cuatro a cinco días en aliviarse. La temperatura no cedió, la joven deliraba con alimañas que se le subían al cuerpo. Los gritos de Flor llegaban a oídos de Hilario, la angustia e impotencia del enamorado crecía a cada instante. Nueve días pasaron sin que Flor mostrase alguna mejoría, por el contrario, pústulas del tamaño de una moneda comenzaron a cubrirle el rostro y el cuerpo, en pocos días de aquella bella muchacha solo quedaba una masa de llagas malolientes  supurando pus y sanguaza, sus gemidos se mezclaban con el llanto de su madre.

Hilario llego a la casa de su abuelo, hasta ahí lo habían conducido la angustia y el dolor, entro sin avisar, y cayó de rodillas junto a la hamaca del anciano.

— ¡Abuelo ayúdame, Flor se muere y nadie puede hacer nada, por favor dime que hago!

—Hijo, no sé si pueda ayudarte, pero lo intentare—el joven le contó a detalle la extraña enfermedad que devoraba a Flor.

—Ningún médico la puede curar, esa es obra del mal—dijo el abuelo.

— ¡Esas son tonterías abuelo,  no creo en esas cosas!

—Pues harías bien en creer hijo, esa es la única oportunidad que tiene tu novia de salvarse. ¿Quién le puede desear mal a Flor? Intenta recordar.

El joven se incorporó y comenzó a dar vueltas, haciendo memoria de la gente que los rodeaba. Un nombre surgió, Roberta. La nieta de una anciana que por venir de un poblado famoso por sus brujos, era considerada bruja. Sonrió incrédulo al recordar las palabras de Roberta, cuando le dijo que entre ellos no podía haber nada porque amaba a Flor: “Te vas a arrepentir”

—Abuelo, Roberta la nieta de doña Regina, a la que llaman bruja.

—Corre hijo, y busca cerca de Flor, vas a encontrar un envoltorio de tela negra, quémalo lo más pronto que puedas—urgió el anciano a Hilario.

El  muchacho corrió con toda la energía de su juventud, sin pensar, sin razonar. Cuando llego a la casa de su novia y ante la sorpresa de todos, comenzó a buscar por todos los rincones el objeto maligno que estaba robando la vida a lo que más quería. Cansado de buscar se sentó y golpeándose la cabeza repetía:

— ¿Dónde? ¿Dónde está?

De improviso se detuvo, como escuchando una orden, fue al naranjo donde platicaba con Flor, busco en el tronco, entre la hojarasca…ahí, bajo la laja, estaba el envoltorio negro, agazapado como un gato, lo tomo y corrió al fogón de su casa, avivo las llamas y arrojo el objeto de sus males, cuando empezó a arder; como un ser vivo, se retorció y gruño como una fiera. Al quedar solo cenizas, Hilario respiro un aire limpio, y la esperanza se adueñó de su espíritu. Fue a casa de su novia, con la certeza de hallarla sana. Al  llegar la contemplo; todas las llagas habían desaparecido, como si hubiese cambiado de  piel, ahora su cutis era terso y sus labios rojos y frescos como una pitahaya recién cortada…pero era una flor muerta.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s