FIN DE SEMANA(POR: MARÍA TERESA MORENO)

tarjeta de ma teresa moreno

 

Esto sucedió hace un par de años, mi abuelo es hombre de campo y como tal tiene un terreno entre el monte, ahí tiene su casa muy grande por cierto, 7 primos y yo decidimos ir todos juntos y quedarnos un fin de semana con el abuelo, pero decidimos dormir en casas de campaña para recordar nuestra infancia.

A llegar saludamos al abuelo y empezamos a preparar todo para la noche, unos ponían las casas de campaña, otros preparaban la carne asada y la cerveza, y otros recogíamos leña, al llegar la noche la risa y la diversión no faltaron, platicamos de todo, y obvio no faltaron las historias de terror.
Cuando nos dimos cuenta ya pasaban de las 2 AM, pero el frío era tal que 3 de mis primos decidieron dormir dentro de la casa con el abuelo y los otros 5 nos quedamos afuera.

Al poco rato de dormir me dieron ganas de orinar, y así me levanté sin ponerme mis lentes, y camine rumbo a los autos en que habíamos llegado.
Al acercarme a los carros Vi que algo se movía en un columpio que hace años habían puesto en el terreno, sin distinguir que era me imaginé que sería alguno de mis primos hablando con la novia, termine y me regresé a dormir.
Pasaron unos pocos minutos y me despertó el grito de una cabra quejándose muy lastimeramente, como si la estuvieran matando, el primo con quién compartir casa de campaña también se despertó, y juntos salimos a ver qué ocurría.
Al salir no creíamos lo que veíamos, estaba una CABRA meciéndose en el columpio, sentada como una persona, con las pezuñas delanteras se sujetaba, sin acabar del estado de shock corrimos a despertar a mis otros tres primos y así los 5 juntos veíamos esa escena horrenda, no me da pena admitir que del miedo vomité.
Uno de mis primos se metió corriendo a la casa a despertar a los demás y al abuelo, cuando sucedió algo aún más grotesco si es que se puede, la cabra se levantó del columpio y así caminando como una persona se acercó a dónde teníamos los carros, pero ya no gritaba, ahora se carcajeaba, y de repente daba media vuelta y caminaba con sus 4 patas pero llorando como una persona.
Las luces de la casa se encendieron y vimos al abuelo salir con una escopeta de balines, corrimos a meternos todos y al pasar por un lado del abuelo lo sujete para meterlo a la casa y oí que murmuraba, ya la había escuchado hablar pero jamás hacer lo que está haciendo.
Dentro todos estábamos aterrados, no sabíamos que hacer, nos encerramos, y solo podíamos oí a esa cabra o lo que fuera, gritando, riendo y llorando, nadie quería acercarse a las ventanas a ver qué sucedía.
Mi abuelo lloraba y lloraba mientras tomaba café, me acerque a decirle que estaríamos bien ahí dentro y el llorando me decís que no, al ver que no se le pasaba le pregunté que por qué lloraba y el solo dijo que por miedo, me sorprendió un poco pues él es el hombre más valiente que he conocido decir, no entiendes, hace días oigo que tocan la puerta en las noches y no tengo vecinos en varios kilómetros a la redonda.
Al amanecer nos fuimos de ahí con el abuelo y jamás volvimos a esa lugar.
¿Crees que fenómenos así se puedan dar o es mera sugestión, miedo y terror actuando sobre nuestra mente?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s