¿CON QUIÉN ESTUVE?(POR: MARÍA TERESA MORENO)

tarjeta de ma teresa moreno

 

Un día mi madre me llama y me dice que se siente mal, me fui a quedar con ella un fin de semana ya que ella vive sola y casi no le gusta salir, bueno eso pensaba yo, en fin en el trayecto hable con ella y me dijo que estaba muy cansada y que se acostaría un rato que en la mañana nos veríamos, le dije que no se preocupara que yo traía llaves para entrar, en fin, llegué tarde creo eran 10:30 pm.

 

Abrí y estaba todo oscuro, encendí las lámparas de la sala, cerré bien la puerta y me senté un rato a descansar, antes de ir a dormir fui a su recamara a ver si no necesitaba algo y tapada completamente estaba en su cama no la quise despertar, para no despertarla baje a la sala y encendí el televisor, no sé qué tanto tiempo pasó que me quede profundamente dormida, escuche la voz de mi madre al oído que decía hija acuéstate en tu cama, medio abrí los ojos y le dije mami para que te levantas volteo y no hay nadie, lo habré soñado?, empezaba a ventear como si fuera a llover, una de las cortinas de la sala se azotaba fuertemente por el viento, cerré todas las ventanas y me fui a dormir, subo a la recamara y veo el reloj eran 12:30 am., me recuesto y se empiezan a escuchar los truenos y a ver los relámpagos, y comienza a llover, bajo a checar si mi madre no tiene ropa tendida afuera y de la puerta que da al patio se ve la escalera de la casa y veo que mi madre con su bata puesta está subiendo la escalera, me dio coraje el verla levantada y no querer hablar conmigo en fin, metí la ropa y fui a su recamara la lluvia arreció los truenos, los rayos y los relámpagos se escuchaban demasiado cerca y fuertes, tanto que hasta daban miedo, llegué a su cama y le digo madre porque me haces venir si no quieres hablar conmigo, no me contesta, madre sé que estas despierta te vi en la escalera, y no contestó, ya molesta le grito madre te estoy hablando y le quito el cobertor que la cubría al mismo tiempo que se oye un fuerte estruendo que quema el transformador y nos quedamos a oscuras, le digo tienes una lámpara aquí o un fósforo un cel., algo para ir a la cocina por unas velas, no la veía bien sólo era un bulto el que veía y me dice no hija aquí a cada rato se va la luz que ya me acostumbré a la oscuridad y no tengo velas no he comprado,, ya es la una pronto amanecerá, porque no descansas ya al rato platicamos, ok madre que descanses, igual hija, a tientas me fui a mi recamara y busqué mi cel., el cual ya no tenía carga y se apagó vaya suerte, pensé, en fin trate de dormir con tanto ruido que hacia ese aguacero, estaba dormida y escucho la voz de mi madre que me dice ayúdame.

 

Silvia ayúdame, eso me despertó y me hizo estremecer, me levanté y fui a su recamara y le dije estás bien, no me contestó, me acerque a su cama para sentir que estaba ahí y si ahí estaba, regresé a mi recamara y volví a dormir, no sabía qué horas eran pero tenía sueño después de un rato vuelvo a escuchar a mi madre que me dice sal de ahí Silvia sal de ahí, me sobresalto, más dormida que despierta, veo la silueta de mi madre en la puerta de mi recamara y le digo estas bien? qué pasa? y me dice si hija estoy bien solo quiero saber si amaneciendo puedes comprarme algo de mandado porque no tengo nada y viene tu tía Clara a comer con nosotras, si mamá al rato voy me tapé la cabeza y me dormí, se me hizo mucho lo que dormí, había regresado la luz encendí el televisor para ver la hora, eran 8:30 am, era tardísimo conecté el celular y me metí a bañar, me arreglé y salí a comprar el mandado, al pasar por la recámara de mi madre escuché la regadera así que supuse que se estaba bañando, llegué al centro comercial, en el estacionamiento decidí checar mi cel., por si alguien me había marcado tenía 36 llamadas perdidas de la tía Clara era extraño pero lo que me estremeció fue un correo de voz que decía; Hija no vayas a casa, tengo dos días en casa de tu tía Clara hay algo en mi casa que me da miedo y no quiero saber que es por favor márcame aquí con tu tía Clara, aterrada por lo que escuché, me fui a casa de mi tía y si ahí estaba mi mamá, me dice te he estado marcando casi toda la noche, dónde estabas? y dije pues estaba contigo en tu casa, eso me estremeció, ya no regresamos a esa casa, mi madre vive conmigo, hasta que llevemos a alguien que nos ayude en esa casa no sé, un sacerdote, una médium, no sé, alguien que sepa de eso, ya ha pasado un año y aún me estremece el pensar con quién estuve esa noche en casa de mamá…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s