NOCTURNO N° 10(POR: JOSÉ SALATIEL TEC.)

sala2

 

Ahora es la noche,

ahora eres tú.

 

Con dificultad descifro

los pétalos del cielo,

porque no estas tú

conmigo corazón mío

latiendo

a millares de alas,

ajena a las tormentas

que me envuelven

 

¡ Cuanto me faltas

en esta noche dura !

en que se muestran

hirientes

los rayos a lo lejos,

y llueven en  el alma

las espinas

de una noche desolada.

 

No sé si llegue hasta ti

la tempestad

que resquebraja

sus cristales taciturnos,

sus hilos de agua oscura

en la mitad del pecho,

y el corazón

anegado de angustia

se pregunta, ¿acaso te hago falta ?

 

¿Acaso tus ojos se detienen

en el mismo racimo

de hojas negras

que yo miro ?

¿Acaso cuando veo

la lluvia terrible

sacudir los gajos y los frutos,

sientes como yo

la necesidad de unir

nuestras lejanas vidas

como si fuéramos un solo océano,

un solo litoral de amor,

un solo arrecife endurecido

donde terminen todos los temores?

 

¿Acaso te hago falta?

 

Porque yo no he dejado

que se apague

la dulce luz

de tus recuerdos,

puse tu nombre

en las sílabas del viento

y a cada rato lo repite

bailando entre las hojas,

le he dado vida

a tus cenizas amorosas,

y hoy revolotean

como tiernas golondrinas,

antiguo amor

que navega y corre:

firme como la lluvia,

para dejarme solo

y abandonado,

como un pájaro en la noche.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s