ENTRE DOS RAZONES(POR: JOSÉ GARCÍA)

JOSÉ GARCIA

 

 

Cuando me enliste en la Cruz Roja solo había un motivo: salvar vidas. Había pasado  año y medio que me gradué de médico general .Por la televisión solo noticias de la guerra con escenas de dolor . Como todos, también pensaba que “no era mi guerra” y lo que ahí se gestaba quedaba lejos de casa. Pero todo cambió por mi amigo Walter.

A Walter lo conocí una tarde. Soplaba una brisa rebelde sobre el parque de los Álamos. Sentado en una banca junto al lago daba bocanadas de humo al tiempo que despejaba su cabello de la cara. Yo corría tras las hojas del periódico que seguían al viento, hasta que trabaron  en sus pies.

Un tirón de aire sonoro hizo que nos escudemos debajo de la banca hasta que las nubes se despejaran. Al poco tiempo reíamos de contar anécdotas como dos viejos amigos. Me dijo que pasaba a despedirse de sus lugares preferidos, de su gente. Partía para la guerra  mañana.

Éramos casi de la misma edad y la juventud nos quedaba a deber. Lo sentía nostálgico cada vez que hablaba de la guerra, de lo que ha escuchado y visto  en carne viva. No tenía a nadie más que a su novia o ex novia, que al saber de su alistamiento lo olvido.

De la bolsa oculta de su sobretodo sacó una carta que me dio a leer. Era carta de ella, y por lo poco redactado no se leía palabra alguna de romanticismo, todo literal. Ninguna palabra de – no te vayas– ,  algo  así…

Yo, estudiaba el último año de la carrera y hacía mis prácticas en una clínica populosa del estado. Largas filas de jóvenes en espera de un examen de salud, requisito para enrolarse al ejército, buscaban dejar sus hogares sin conocer las fatalidades. Se imaginaban un viaje a las playas.

Walter, solo cargó una mochila militar. Fui el único que lo despidió esa tarde camino sin regreso, quizás.

A un mes de haber ingresado a la cruz roja me mandaron al frente de manera inminente. Avanzaban los de la cruz esvástica sobre los pueblos débiles. Algunos médicos en el campamento dejaron pendiente su carrera por venir ayudar. Cientos de heridos en los  vuelos de recuperación depositaban los helicópteros de paz en el refugio. Unos no conseguían andar en su propio píe.

Entre el grupo había una mujer. Entre platica mencionó el nombre de Walter, claro, una coincidencia podría ser. Cuando término de resumir sus palabras la relación fue clara. La misma que acoto las palabras, hoy parecía un escritor buscando un desenlace feliz. El ser que lleva en sus entrañas fue una justa causa para buscarlo.

En las noches donde acaba el resplandor de la luna; los bombardeos de los aviones enemigos  sobre algún punto” X”,  hacían pensar que la tierra pronto se quedaría sin hombres.

Se acabaron los días. Los vuelos se cancelaban por la proximidad de la línea enemiga. La lista final  en mis manos era extensa y  con la esperanza de no leerlo o tal vez si,  buscaba el nombre de mi amigo. Legibles solo dos – clasificados como desaparecidos. Moría toda esperanza.

El fin de la guerra hizo izar banderas, aventar gorras y abarrotar los bares por días sin contar. Los campos mostraban cruces blancas recién pintadas que opacan a las de ayer. En una, tal vez este el cuerpo de mi amigo, o quizás solo su esencia. Se pueden escribir muchas historias verdaderas, y acentuarlas con un gran final, pero mejor que sean los puntos suspensivos los encargados de revelarlo…

Después de unos meses estoy aquí en la misma banca donde lo conocí. El tiempo es el mismo. Hoy somos tres personas sentadas en espera de que llegue el viento con buenas noticias, Walter nos acompaña recién llegado a un  mundo… caprichoso.

 

 

FIN.

JOSE  GARCIA.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s