HASTA LA TUMBA(POR: MARÍA TERESA MORENO)

tarjeta de ma teresa moreno

 

Hace tiempo nos regalaron un gatito, estaba recién nacido pues la mama del gatito murió y nosotros le pusimos por nombre “Chester” por el color del pelaje que era medio anaranjado.

Mi esposa batallo con el los primeros días para que comiera o tomara leche, ella no quería que se muriera el gatito, lo bueno fue que logro hacer que comiera y así fue creciendo se le enseño donde podía subirse y a donde no. También donde hacer sus necesidades era muy juguetón fue creciendo y no se le despegaba a mi esposa los niños lo bañaban seguido pues estaba siempre dentro de la casa, cosa rara que a donde iba mi esposa el gato la seguía se miraba chistoso pues los vecinos le decían que parecía perrito pues si iba a la tienda la seguía, iba por los niños a la escuela y la seguía se ponía a platicar con alguien y el gato se echaba muy cerca de ella.

Cierta vez mi esposa enfermo y hubo necesidad de internarla por un par de días y el gatito no se paró de su lugar donde dormía.

Cuando regreso mi esposa a la casa el gatito se levantó y se puso a comer.

Así pasaron casi 3 años y un día mi esposa fue de visita a casa de sus papas pues a su mamá la acababan de operar de cáncer de mama y me pidió que si pasaba por ella después de mi trabajo y así lo iba hacer, cuando salí de mi trabajo me hablaron por teléfono diciéndome que mi esposa estaba internada muy grave en la clínica a lo cual me dirigí de inmediato allá, cuando estaba por llegar vuelve a sonar mi cel. Y me dicen que acababa de fallecer y llegue a la clínica y comencé los tramites de rigor y después mande por mis niños a mi casa para yo hacer todos los trámites correspondientes para lo del velorio y panteón, a lo cual el gato se quedó dentro de la casa y esta se quedó toda cerrada sin ninguna parte por donde salir el tiempo q duro todo el velorio y sepelio el gato permaneció encerrado.

Cuando al fin regresamos a casa después de 3 días recordamos que el gato se había quedado encerrado y lo empezamos a buscar y no hallamos ninguna señal del gato.

Algunos días después lo seguimos buscando pero el gato no apareció por ninguna parte.

Después de una semana volvimos al panteón a dejar la cruz y ahí estaba el gato lo recogimos y lo llevamos a casa y al día siguiente ya no estaba de nueva cuenta en la casa siendo que estaba totalmente cerrada no había por donde saliera, volvimos a ir al panteón y ahí estaba el gato pero esta vez estaba muerto.

Lo que no nos explicamos cómo se salió de la casa sino había por donde salirse ni la primera vez ni la segunda y la otra es como es que llego hasta el panteón si esta esta como a 30 kilómetros de la casa y vamos que no está nada cercas y como pudo saber cuál era la tumba de mi esposa.

Esa es la gran incógnita que nos quedó-

Después de un tiempo escuchábamos ruidos en la casa y algunos maullidos y notamos que algunas cosas no estaban en su lugar y lo que era mi cama en ocasiones la dejaba des tendida y cuando regresaba estaba tendida y mi ropa doblada y acomodada, le cuestionaba sobre eso a mis hijos a lo que me decían que ellos ni entraban a mi recamara para nada en todo el día; pero que si oían cosas. Por esos sucesos le ofrecimos algunos rosarios por su eterno descanso y decidimos cambiarnos de casa por el bienestar de mis niños pues no era normal lo que pasaba ahí y fui hasta su tumba a decirle que estamos bien que ella descanse en paz.

En la casa donde vivíamos algunos vecinos nos dicen que en ocasiones se escuchan maullidos dentro; pero la casa está cerrada…

 

Enviada por Francisco Gzz

Historia de Eco Texano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s