MEMORIAS DEL MASIOSARE(POR: LUIS CHAY CHUIL)

“SI HUBIERAS ESTADO AQUÍ…”

 

Y Marta dijo a Jesús: Señor,

Si hubieses estado aquí, mi

Hermano no habría muerto…

(Juan 11:21)

 

Las palabras que encabezan estas líneas son las palabras que Marta como consecuencia de la muerte de su hermano Lázaro y que le expresó a Jesús, según se describe en la Biblia. Siempre causan un sentimiento encontrado, y cada vez que releo el texto es recurrir a un oasis en el desierto de la tristeza, más en estos días.

Partamos de aquí para que el flaco deje salir de su ronco y velludo pecho algo que vive en carne propia, como señal de que también es un simple terrenal y que detrás de su atlético y bien forjado cuerpo amoldado con el deporte, renunciar a la carne… (res, pollo y demás tentaciones) sólo a base de frutas y verduras, hay un caminante que lucha y vive a diario las peripecias y decibles que trae la vida.

Pretende desechar que estas líneas sean para hablar de religión o algo por el estilo, simplemente es una experiencia personal y compaginada con otras ajenas que quizá sirva o contribuya un poco para plantearse y miran con un cristal diferente uno de los aguijones que se afronta a lo largo del camino: dolor ante la muerte.

Tres veces Pedro negó a Jesús, tres fueron las cruces en el Calvario, al tercer día Cristo salió del sepulcro. Tres años hace ya que mi hermano nos dejó para morar en el recinto del sueño eterno. Herejía o panteísmo no es la intención del enunciado anterior, sólo es una forma de encontrar alivio y motivación ante una situación dolorosa y muy difícil de superar como la muerte de alguien.

Antes de continuar, he aquí una breve descripción de los dos conceptos empleados en el párrafo anterior, para que conste que el tilico además de cultivar su cuerpo hace lo mismo con su léxico y acervo cultural. Herejía es una afirmación o posición contraria a los principios y las reglas establecidos y aceptados comúnmente en cualquier cuestión, ciencia, arte, etcétera. El Panteísmo es una doctrina y creencia según la cual todo cuanto existe participa de la naturaleza divina porque Dios es inmanente al mundo.

Incluso cuando a la persona la arropa la muerte en la vejez es difícil de asimilar, a pesar de que a veces se espera, pero cuando le ocurre a alguien a temprana edad la losa del dolor es mucho más pesada y trae a la mete de los deudos ideas que hacen perder la calma y buscar respuestas sin hallarlas por ningún lugar o persona.

Estos tres años han sido tediosos y con muchas noches de insomnio con sus días inconsolables, pero siempre procurando ocultar las penas, haciéndose muy valiente, pero al cerrar la puerta y en la soledad de la habitación el “Rocky” yucateco descubre que también le traicionan las lágrimas.

La muerte es un momento de dolor que sólo la fe puede iluminar de esperanza; duele porque es un parto al cielo, pero cuando muere un familiar conviene pensar si había un “derecho” para retenerlo, analizar si no es egoísmo querer privarle de lo que ahora tiene: la felicidad eterna.

Es bueno mentalizarse que la muerte no tiene la última palabra: la vida no termina, se transforma. Quienes contemplaban el sepulcro de Jesucristo vivieron en la esperanza de la Resurrección. Quien muere deja una luz y alcanza otra, da un paso a la eternidad.

La felicidad de la persona consiste en amar y ser amado. Cuando alguien se nos adelanta va a un lugar donde es amada. Algo es cierto, una persona puede dejar de sonreír, caminar y cantar… pero nunca dejará de amar.

Para la persona lo importante no debe ser morir antes o después, sino bien o mal. San Agustín confesó: “Como es la vida, así es la muerte”. Por ejemplo, puede servir de consuelo que cuando un padre muere deja tras de sí algunas veces un hijo semejante a él (Libro de la Biblia, El sirácide capítulo 30, versículo 4).

¿Qué actitud tomar ante la muerte de un ser amado? No rechazar a Dios porque nos lo ha quitado, sino agradecerle porque nos lo ha dado. “¿Conviene llorar a un muerto? Sí, pero no lamentarse cuando muere en aras de Dios”. Esto es lo que considera y trata de asimilar el amigo del Masiosare, pero que difícil es asimilarlo y aplicarlo, pero escrito y compartido ha quedado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s