DOLOR EN EL ALMA(POR: SONIA MAYLLEND)

DOLOR EN EL ALMA

(Sonia Mayllend)

 

Entró al departamento azotando la puerta con la fuerza que toda la adrenalina de su cuerpo le permitió. Se recargó para deslizarse hasta quedar sentada en el piso y como La Llorona, vociferó pregonando su motivo.

─¡René, René!, ¡no te vayas René!,

Desde un rincón Pelucita se le quedó viendo  y solo atinó a preguntar  ¿miaú, miaú? mientras Elisa seguía mascullando incoherencias.

─¡Eres un desgraciado!, ¿porqué te vas?, ¿porqué me dejas?, ¿¡porqué no te mueres!?, (snif, snif)

─ ¡Eres perverso!, ¿porqué no me llevas?… ¿no ves que te amo?

Se quitó un zapato y lo estrelló en la pared de su sala, el otro solo lo hizo a un lado y como un resorte se puso de pie para ir a su cuarto y dejarse caer boca a bajo sobre la cama. Como una chiquilla pataleó y con los puños cerrados, golpeaba furiosamente sobre el edredón llorando y gritando.

─¡René!, ¡René…!

Agotada por fin se quedó dormida abrazando su almohada, única testigo de lamentos, reclamos y airadas aclamaciones de amor. Al sentirse inundada por las lágrimas de ese espíritu abatido, como si fuese un hada la transportó al lugar de los sueños, de las irrealidades, de las posibilidades y le habló directo a su núbil corazón.

Al día siguiente Elisa despertó con una sonrisa al sentir el roce fresco del amanecer en su rostro. Una ducha tibia fue lo que antecedió a su taza de café.

Sintiéndose ligera de la carga emocional, encendió su PC para teclear lo que recordó de su sueño al despertar.

 

“DÍA BELLO”

Sonia Mayllend

(seudónimo de Elisa)

 

Hoy es un luminoso y bello día,

carente de tristezas y dolor,

Dios me saludó por la mañana

colmando mi espíritu con su infinito amor.

 

Me regaló un rayo de sol,

un trino de pájaro,

un graznido de cuervo

y un cielo azul límpido y claro.

 

Por la noche envió a un emisario

para que recogiera todas mis penas

esparciendo flores de olvido

para evitar que cortase yo mis venas.

 

En su lugar aparecieron recuerdos bellos

y la exquisita fragancia de mis flores de alhelí

que me indican que Dios está ahora mismo

aquí… junto a mí.

 

~ FIN ~

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s