HASTA EL ÚLTIMO ALIENTO(POR: JOSÉ GARCÍA)

JOSÉ GARCIA

En el tercio de la muerte, su maestría con la muleta levanta aplausos en diferentes decibeles. El momento culminante llego. Su mirada, asegura que la posición del toro sea la ideal: las patas juntas. Se acerca, se estira por encima de los cuernos y da la estocada perfecta. Casi en instantáneo  las patas del animal se quiebran, lo postran ante él.

Los ojos salientes de la bestia, fijos, juzgan a su victimario. Jadea de manera mortal, se sacude para no abandonarse, su pelaje colorado asemeja a lo lejos una gran pérdida de sangre.

En el coso, excitados los espectadores festejan el homicidio.

“El Papo”, desplanta su delgada figura, sé envalentona, levanta la barbilla, abre los bazos en señal de victoria. El clamor de los asistentes nuevamente se muestra. Queda a unos pasos del animal que da señal de derrota. Las miradas  se encuentran.

El Bípedo distorsiona su rostro. Una mueca de dolor  dibuja, lleva una mano en su costado derecho. Antes de saber que fue: queda postrado ante su enemigo también. Tras la estocada fue embestido por el cuadrúpedo.

La exclamación cimbró la plaza…

Después, un silencio total. Parecía que el tiempo se detuvo, congeló las emociones, como las nubes su inercia. En ese espacio solo dos coexistentes, el hombre y la bestia heridos a muerte, sin vencedor ni vencido…hasta ahora.

Postrados en la arena, el viento sus cuerpos  balancea. Desarmados, mutilados en su fiereza, solo les quedaba la conservación innata. El triunfo era la permanencia en pie.

La sangre tiñe la arena. Pero no importaba. El más fuerte se mostraría pronto.

¡Y así fue ¡

La materia cedió en uno. Una cara cayó a la derecha, cambio rostros. Su  mirada se cegaba con la claridad de la luz,  como árbol destazado.

La naturaleza se presenta sin cambios. El vencedor tendrá el privilegio de ver morir al caído. De esperar el momento preciso para anunciarlo. Una polvareda se levantó a la izquierda del moribundo, que en su resuello final, la mirada guardó… la duda de los cuerpos en reposo.

Hasta el último aliento…

 

FIN.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s