MEMORIAS DEL MASIOSARE(POR: LUIS CHAY CHUIL)

MASIOSARE Y LA BUROCRACIA

 

Resulta que uno de estos días el flaco estaba en un parque mascullando su coraje y casi a punto de volverse un ”hulk” yucateco. La curiosidad del inquieto Masiosare hizo acercarse para sonsacarle plática y saber el motivo de tal actitud cercana a fulminar con la mirada al primer imprudente que lo alterara más.

Con una pregunta que el revolucionario (Masiosare) le hizo de si sabía de un supuesto trámite bancario, el esquelético empezó a desembuchar todo su malestar mediante improperios y descalificativos para los “flamantes” ejecutivos bancarios, empleados de dependencias gubernamentales y todo aquel que se supone es un servidor público. ¿Qué son improperios?, no sé pero se oye elegante… je je je; no es cierto, si lo sé, sólo lo use para llamar su atención amigo/a lector/a.

El tilico acababa de ocupar una banca bajo la sombra de un frondoso laurel del zócalo, ¿cuál?, ya no queda ninguno; hay viajes, ¡ay perdón!, cosas más importantes que atender que fomentar y proteger la flora de la plaza principal. Parece que es lo menos que cuenta, no vale la pena; quizá los que deben hacerlo en las administraciones gubernamentales están alineados en la misma mentalidad de cierta funcionaría que piensa que es más fácil desaparecer Progreso y construir uno nuevo…

Luego de este no breve paréntesis, sigo la historia del cadavérico quien echaba lumbre porque acababa de salir de un “limpio y elegante” baño público, previo pago de cinco baros por una w…, pues después de una kilométrica fila en un banco y recrearse con los amables gestos y reluciente amabilidad de los empleados de una dependencia gubernamental, en ninguno de esos lugares había un ”W.C.”, o sea baño, pero lo puse así para este a la moda…

Esta falta de mingitorios en bancos u oficinas de gobierno lo comparte y atestigua el Masiosare, pero le echa la culpa a la vejiga, pues quién le manda consumir líquidos y no aguantarse las ganas, de modo que se j… (“jaguante”), pero a quienes atienden en esos lugares eso es lo de menos porque su tortuguismo es de lo más desesperante.

Es típico que cuando se entra al banco uno respira aliviado al ver todas las cajas abiertas, pero ¡oh decepción!, de las seis que hay sólo dos están activas; un ejecutivo hace operaciones en su compu, otro recibe asesoría de cuál tecla debe usar para acceder a las operaciones, al de la izquierda se le olvidó ir al trono (baño) antes de sentarse, el de la derecha cuenta su morralla y billetes para saber cuánto tiene en caja para iniciar, el siguiente hace un recuento de los recibos de operaciones acumulados.

En las  dependencias gubernamentales la burocracia se lleva óscares al por mayor, están más ocupados por denostar o defender a Yalitza de que si debe ser o no premiada o comentarios envidiosos de artistas de segunda que no saben más que sobreactuar papeles simplistas en telenovelas refritas o fuera de la realidad que lo único que propician es empeorar situaciones o actitudes hostiles. El caso es que a fin de cuentas cuando se consigue llegar al mostrador no era allá, así que hacer otra larguérrima fila que concluirá con un falta un papel, regrese otro día o todavía no aprueban el presupuesto.

El caso es que después de una bolsita de pepita y cacahuate cada uno y acompañado de un jugo de naranja y jamaica, respectivamente, el atlético y el revolucionario se fueron tomaditos de la mano… ¡hey, no, error!, se tomaron de la mano en un saludo de despedida para cada quien dirigirse a sus ocupaciones, algo así como “aquí se rompió una tasa y cada quien a su casa” o “aquí se rompió un gajo y cada cual al…”

Una conclusión o aterrizaje a estas líneas realmente no hice primero, porque escribí a la carrera; segundo, no releí estas notas, de modo que disculpas por errores de sintaxis o dedo; y, tercero, échele imaginación o adáptela a su propia historia que de seguro no se romperá la cabeza para hallar réplicas de estas peripecias cotidianas que nos roban la calma a muchos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s