EL CAMBIO COMO EJERCICIO PEDAGÓGICO

FOTO OFIC DE RAUL DZUL

EL CAMBIO COMO EJERCICIO PEDAGÓGICO

Con admirable tesón, digno de mejores causas, los defensores del sistema, se han embarcado en la tarea de convencer de su equivocación a los 30 millones que votaron por AMLO, a los que tendríamos que sumar varios millones más que sencillamente les dieron la espalda absteniéndose de votar en las pasadas próximas elecciones.

En su legítimo derecho de defender sus ideas, pero ilegítimo de defender intereses extralegales que les permitía el régimen que detentaron, no dudan en utilizar argumentos falsos o de plano adjetivos descalificativos y etiquetas para lograr su propósito. Podemos enumerar algunas:

1.- Que los 30 millones se equivocaron de opción, a la luz de las supuestas decisiones erróneas que el nuevo régimen ha tomado, de lo cual sus resultados estarán por verse en el corto, mediano y largo plazo.

2.-Que los proyectos, en tanto meras ocurrencias, son irrealizables o en su caso insostenibles desde los puntos de vista financiera y ecológica.

3.-Que AMLO ha perdido significativo respaldo popular.

4.- Y lo reciclado es que Mead, lo estaría haciendo mejor.

Nada nuevo bajo el sol. Lo cierto es que la 4T, sigue caminando y como lo vemos, el 1 de febrero será la fecha clave para evaluar como impactará la política social del nuevo proyecto y si este será suficiente para aguantar los cambios estructurales que requieren de mayor tiempo para cuajar, como el programa de energía eléctrica y petrolera. Asunto que tiene que ver con los precios para el consumo ciudadano e industrial.

Punto aparte merecen los temas de la lucha contra corrupción y la seguridad ciudadana, que desde ya, este segundo, parece ser el tema que más problemas opondrá para rendir buenas cuentas, porque del primero no parece haber dudas de que se avanzará.

Nadie debe llamarse a sorpresa por la férrea resistencia opositora, porque si bien perdió capital social y político, retiene suficiente capital económico para oponer obstáculos l nuevo régimen que se quiere construir.

Está el pueblo, estamos, ante la enorme oportunidad de asistir ante un ejercicio pedagógico que capacite y eduque a la sociedad en temas durante mucho tiempo reservados a la clase política.

La discusión del tema del aeropuerto cancelado, aunque sus defensores quieren ubicarlo exclusivamente a su viabilidad técnica y financiera, no han podido eludir del todo esa perversión de acomodar o alinear los intereses de las clase empresarial y política, organizados en un solo frente. Otro tanto se puede decir en el sector de los energéticos y el campo.

Nunca han mostrado mejor su rostro cínico los políticos, que ayer votaban por subir los precios de la gasolina y ahora reclaman que baje su precio. Es admirable como se rasgan las vestiduras para pedir que se castigue a los corruptos cuando hace muy poquito eran parte del mismo equipo y gozaban del mismo botín, y ahora investidos de fuero demandan el castigo del compadre.

Por eso tenemos que alentar y evitar la descalificación a priori de la oposición.  También sirve para acotar los insanos apetitos de los que hoy ejercen  la mayoría, su participación es importante y más que eso  necesaria.

Los que quieran ver o plantear el futuro inmediato con pesimismo, es muy su gusto o su anhelo. Lo es también, a quienes estimamos el futuro con optimismo o igual lo anhelamos.

EL CAMBIO COMO EJERCICIO PEDAGÓGICO

Con admirable tesón, digno de mejores causas, los defensores del sistema, se han embarcado en la tarea de convencer de su equivocación a los 30 millones que votaron por AMLO, a los que tendríamos que sumar varios millones más que sencillamente les dieron la espalda absteniéndose de votar en las pasadas próximas elecciones.

En su legítimo derecho de defender sus ideas, pero ilegítimo de defender intereses extralegales que les permitía el régimen que detentaron, no dudan en utilizar argumentos falsos o de plano adjetivos descalificativos y etiquetas para lograr su propósito. Podemos enumerar algunas:

1.- Que los 30 millones se equivocaron de opción, a la luz de las supuestas decisiones erróneas que el nuevo régimen ha tomado, de lo cual sus resultados estarán por verse en el corto, mediano y largo plazo.

2.-Que los proyectos, en tanto meras ocurrencias, son irrealizables o en su caso insostenibles desde los puntos de vista financiera y ecológica.

3.-Que AMLO ha perdido significativo respaldo popular.

4.- Y lo reciclado es que Mead, lo estaría haciendo mejor.

Nada nuevo bajo el sol. Lo cierto es que la 4T, sigue caminando y como lo vemos, el 1 de febrero será la fecha clave para evaluar como impactará la política social del nuevo proyecto y si este será suficiente para aguantar los cambios estructurales que requieren de mayor tiempo para cuajar, como el programa de energía eléctrica y petrolera. Asunto que tiene que ver con los precios para el consumo ciudadano e industrial.

Punto aparte merecen los temas de la lucha contra corrupción y la seguridad ciudadana, que desde ya, este segundo, parece ser el tema que más problemas opondrá para rendir buenas cuentas, porque del primero no parece haber dudas de que se avanzará.

Nadie debe llamarse a sorpresa por la férrea resistencia opositora, porque si bien perdió capital social y político, retiene suficiente capital económico para oponer obstáculos l nuevo régimen que se quiere construir.

Está el pueblo, estamos, ante la enorme oportunidad de asistir ante un ejercicio pedagógico que capacite y eduque a la sociedad en temas durante mucho tiempo reservados a la clase política.

La discusión del tema del aeropuerto cancelado, aunque sus defensores quieren ubicarlo exclusivamente a su viabilidad técnica y financiera, no han podido eludir del todo esa perversión de acomodar o alinear los intereses de las clase empresarial y política, organizados en un solo frente. Otro tanto se puede decir en el sector de los energéticos y el campo.

Nunca han mostrado mejor su rostro cínico los políticos, que ayer votaban por subir los precios de la gasolina y ahora reclaman que baje su precio. Es admirable como se rasgan las vestiduras para pedir que se castigue a los corruptos cuando hace muy poquito eran parte del mismo equipo y gozaban del mismo botín, y ahora investidos de fuero demandan el castigo del compadre.

Por eso tenemos que alentar y evitar la descalificación a priori de la oposición.  También sirve para acotar los insanos apetitos de los que hoy ejercen  la mayoría, su participación es importante y más que eso  necesaria.

Los que quieran ver o plantear el futuro inmediato con pesimismo, es muy su gusto o su anhelo. Lo es también, a quienes estimamos el futuro con optimismo o igual lo anhelamos.

EL CAMBIO COMO EJERCICIO PEDAGÓGICO

Con admirable tesón, digno de mejores causas, los defensores del sistema, se han embarcado en la tarea de convencer de su equivocación a los 30 millones que votaron por AMLO, a los que tendríamos que sumar varios millones más que sencillamente les dieron la espalda absteniéndose de votar en las pasadas próximas elecciones.

En su legítimo derecho de defender sus ideas, pero ilegítimo de defender intereses extralegales que les permitía el régimen que detentaron, no dudan en utilizar argumentos falsos o de plano adjetivos descalificativos y etiquetas para lograr su propósito. Podemos enumerar algunas:

1.- Que los 30 millones se equivocaron de opción, a la luz de las supuestas decisiones erróneas que el nuevo régimen ha tomado, de lo cual sus resultados estarán por verse en el corto, mediano y largo plazo.

2.-Que los proyectos, en tanto meras ocurrencias, son irrealizables o en su caso insostenibles desde los puntos de vista financiera y ecológica.

3.-Que AMLO ha perdido significativo respaldo popular.

4.- Y lo reciclado es que Mead, lo estaría haciendo mejor.

Nada nuevo bajo el sol. Lo cierto es que la 4T, sigue caminando y como lo vemos, el 1 de febrero será la fecha clave para evaluar como impactará la política social del nuevo proyecto y si este será suficiente para aguantar los cambios estructurales que requieren de mayor tiempo para cuajar, como el programa de energía eléctrica y petrolera. Asunto que tiene que ver con los precios para el consumo ciudadano e industrial.

Punto aparte merecen los temas de la lucha contra corrupción y la seguridad ciudadana, que desde ya, este segundo, parece ser el tema que más problemas opondrá para rendir buenas cuentas, porque del primero no parece haber dudas de que se avanzará.

Nadie debe llamarse a sorpresa por la férrea resistencia opositora, porque si bien perdió capital social y político, retiene suficiente capital económico para oponer obstáculos l nuevo régimen que se quiere construir.

Está el pueblo, estamos, ante la enorme oportunidad de asistir ante un ejercicio pedagógico que capacite y eduque a la sociedad en temas durante mucho tiempo reservados a la clase política.

La discusión del tema del aeropuerto cancelado, aunque sus defensores quieren ubicarlo exclusivamente a su viabilidad técnica y financiera, no han podido eludir del todo esa perversión de acomodar o alinear los intereses de las clase empresarial y política, organizados en un solo frente. Otro tanto se puede decir en el sector de los energéticos y el campo.

Nunca han mostrado mejor su rostro cínico los políticos, que ayer votaban por subir los precios de la gasolina y ahora reclaman que baje su precio. Es admirable como se rasgan las vestiduras para pedir que se castigue a los corruptos cuando hace muy poquito eran parte del mismo equipo y gozaban del mismo botín, y ahora investidos de fuero demandan el castigo del compadre.

Por eso tenemos que alentar y evitar la descalificación a priori de la oposición.  También sirve para acotar los insanos apetitos de los que hoy ejercen  la mayoría, su participación es importante y más que eso  necesaria.

Los que quieran ver o plantear el futuro inmediato con pesimismo, es muy su gusto o su anhelo. Lo es también, a quienes estimamos el futuro con optimismo o igual lo anhelamos.foto Raul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s