LA OPOSICIÓN SIGUE MAREADA (RAÚL R. DZUL PAREDES)

 

 

 Debe ser descorazonador, por decirlo de alguna manera, que la oposición al proyecto de AMLO, pertrechado en el poder judicial, que a fin de cuentas también es político, para efectos prácticos, que sus victorias, como la de tumbar la Ley de Salarios Máximos, se conviertan en pírricas,  ante la opinión pública. Pues en lugar de restar popularidad y credibilidad al nuevo Presidente, tal parece que ha servido para abonar a su cuenta unos cuantos puntos a su causa.

Al parecer los magistrados no carecen de sólidos argumentos para oponerse a una Ley que les recorta sus sueldos y prestaciones, que exhibidos quizá como nunca, agravien a un sector amplio, amplísimo de la sociedad.

Carentes de banderas,reconociendo como suyos, a los representantes del poder judicial, y sin duda lo son, pues ellos los empoderaron, repetimos, la oposición se ha montado en el tema para reiterar una narrativa, que ya suena a cantaleta: “Que este episodio es el primer paso para que la llamada cuarta transformación tarde que temprano acabe como Venezuela”,e incluso que ese discurso divide a la sociedad; como si la profunda desigualdad, que ahora tiene cifras, no fuera la principal causa de esa división.

 Sin embargo, el problema para la oposición es que esa canción ya está muy tocada y suena disco rayado. Cada que la tocan, gran parte de la sociedad la asume sólo como piedras en el camino para que el ahora Presidente López Obrador no concrete sus compromisos de campaña.

Me llamó la atención que en un grupo de watsap, en el que estamos, pues tengo a varios amigos en el mismo, uno de esos miembros pidiera que se compartiera algunos argumentos del por qué los magistrados no tenían razón en sus alegatos. En breve tiempo le contestó otro miembro del grupo, precisamente lo contrario y “el peligro que entrañaba un gobierno demagógico y autoritario como el que encabeza AMLO”. Incluso algunos se le adhirieron.

La respuesta que estos recibieron no dejó de sorprenderme, por lo virulento y no exento de insultos.Por supuesto, recriminando a los legisladores del PRI que en lugar de defender y procurar por los que menos ganan, se prodigan en la tutela de los ricos y poderosos. “Poch” magistrados, les endilgaron.

¿Qué hay en el fondo de tal rudeza? Sencillamente el que se identificó como un jubilado, destacó que reciben en su mayoría 2, 600 pesos mensuales por pensión.  Comparados a los 263,000 o 600,000 pesos, no parece haber proporcionalidad ni racionalidad y tal vez por eso tanta gente,  no puede aceptar razones, rollos,conceptos. Lo único que entienden tiene que ver con su aspiración de mejorar sus condiciones de vida, sospecho aunque sea tantito. Lo que tienen en firme es la promesa que las nuevas leyes les podrían cristalizar esa aspiración.

La oposición sigue mareada, después del nock out, necesita recuperarse y asumir un papel diferente en la transformación. Porque después de todo, el mensaje, el mandato que dictó la sociedad en las elecciones recientes, es el de una transformación profunda. O se suma o termina por sumirse. Decimos,eso no conviene a nadie, pero hace mucho que andan de irresponsables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s