ESQUITES CON SAL Y CHILE(POR: ANA LETICIA MENÉNDEZ MOLINA)

foto-analeti

 

Me encontraba sobre la avenida Colón, cerca de los 4 parques en la colonia García Ginerés, caminaba hacia mi coche después de salir de la oficina, y leí: ESQUITES CON SAL Y CHILE, el anuncio era luminoso de éstos modernos, parpadeaban las luces amarilla, verde y roja. Debo decir que el sólo leerlo se me hizo agua la boca y los recuerdos y emociones me erizaban la piel, se fueron hasta mi infancia.

El vasito con esquites calientitos viene con media crema, queso, sal, chile y limón, ¿le sirvo algo más?  me dijo el joven muy amablemente al tiempo que me lo entregaba con una servilleta. Tomé el vasito con ambas manos, lo acerqué a mi nariz y exhalé el aroma muy profundo cerrando los ojos, comencé a saborear y a recordar aquellos momentos de la infancia y empiezan a desfilar recuerdos por mi mente.

Visualizo una banca en el parque y me dirijo a ella, camino lentamente disfrutando los sabores, el aire muy fresco revolvía mis cabellos, la mascada en mi cuello flotaba, ya no sentía mis pasos pisando el suelo, cuando llegué a la banca me encontré con mis hermanos que también comían elotes salcochados, marquesitas, y algunas otras golosinas. Papá y mamá conversaban con otros señores.

Conforme fuimos terminando de comer, empezamos a jugar, Juan y Amílcar sostenían la soga para que brinquemos Adelita, Laura y yo.

Reíamos y volvíamos a pasar a brincar, ahora Laura y yo sosteníamos la soga y ellos brincaban, con tanta alegría que otros niños se unían a nosotros.

Todos cantando: Sirenita de la mar… y haciendo una cola llena de niños jugamos muy divertidos y fue entonces que Juan, el más pequeño de mis hermanos comenzó a desvanecerse hasta quedar en el suelo, un señor dijo: aléjense, dejen que lo revise, soy médico.

Minutos después se acercaron mis papás pero Juan ya había fallecido.

Todos quedamos parados viendo el dolor de nuestros padres, se acercaba la gente, el ruido de la ambulancia, mamá me jalaba del vestido y yo les llamaba a mis hermanitos. Papá se fue con juan en la ambulancia. Mamá nos abrazaba y lloraba.

Ahora recuerdo porqué dejé de comer tan sabrosos esquites con sal y chile.

 

 

28  de noviembre de 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s