DE PILOTO A SEPULTURERO(POR: YOXI)

FOTO OFICIAL 2 DE YOXI

Supe que era un idiota cuando vi la matazón que había provocado, los cadáveres regados al pie de las gradas, chamuscados y desfigurados; otros más tirados en la pista como basura, ensangrentados y en posiciones grotescas me lo dijeron. Y yo, no supe porqué sobreviví al accidente, no lo merecía.

Al principio creí que era una maldición o una profecía cumplida pero no, era la vida real, haces algo estúpido y te encuentras con las consecuencias.

Yo era un joven moderno, ávido de experiencias y de demostrar mis capacidades a un mundo inútil que me parecía lento y atrasado para mis pulgas. Una firma de autos de carreras me contrató como piloto al ver que le metía al acelerador sin miramientos y pensó que tendría futuro, se equivocaron.

La vida tiene sus formas de enseñarte lo que tienes que aprender, esa tarde corrí como nunca –competía en la Magdalena Mixhuca junto a varios grandes, era  el año 1970– aceleré en la recta, entré muy rápido y derrapé en las eses, salí no sé cómo y aceleré aún más; entré retrasado a la curva peraltada castigando la suspensión, lo que provocó que el spolier rozara la llanta y la pista, se desprendió pero yo seguí. Me enfilé echando humo por la recta hacia las tribunas esperando la aclamación del público por venir en primer lugar, el mismo Jim Clark venía tras de mí. Una llanta reventó de repente casi al llegar a la tribuna. El auto voló por los aires y en su loca trayectoria a más de 180 kilómetros por hora,  dando volteretas barrió con cuanto cristiano encontró a su paso. No pude hacer nada, creí que era el fin.

Increíblemente después de arrasar con la gente, el auto cayó entre unas pacas de paja que amortiguaron el impacto y aunque aparatoso el incendio, lo apagaron los bomberos de pista y salí medio chamuscado, con ocho fracturas pero vivo.

Como era un evento de alto riesgo no me hicieron cargos serios y salí bien librado, pero por algunos detalles revelados en la prensa de mi actitud arrogante y mi forma temeraria de guiar, fui vetado y mi carrera de piloto ahí terminó.

Como no sabía hacer otra cosa que sentirme superior, retar a la gente y a la  muerte, mis posibilidades de empleo se redujeron drásticamente, nadie quería tener a un loco entre sus empleados, esto me llevó a una depresión que se volvió en alcoholismo que me hizo perderlo todo: Mujer, familia, amigos, relaciones y así terminé en la calle.

La vida para mí era una mierda y le gente lo que siempre esperé, una masa de imbéciles engreídos, que en el mejor de los casos trataron de hacer de inmediato leña del árbol caído. Así que vagué solo mucho tiempo por las calles buscando un trago, algo de comer y un lugar donde dormir. El bajo mundo está lleno de gente como yo y es más peligroso que el de arriba.

Un día que pasaba frente a un cementerio, encontré los restos de una hamburguesa casi entera en un bote de basura a la entrada, me detuve a mirar mientras comía, estaban enterrando al parecer a un caca grande, se notaba por los asistentes, los trajes negros, las mujeres arregladas y las camionetas blindadas  que hacían fila con guaruras de lentes obscuros y mal encarados. Me acerqué junto a los enterradores a ver el funeral y en un error de un compa vino el accidente, el ataúd se soltó de un lado y se volteó, la tapa se abrió, el cadáver voló por los aires y cayó muy feo en el foso, levantando una nube de polvo y un gran ¡Aaahhh! en la multitud; hubo discusiones, gritos, llantos, reclamos, mentadas, armas cortando cartucho; pero sin saber porqué intervine, yo el vagabundo. Tomé la palabra y ayudé a los enterradores, hombres de trabajo, a cargar con el muerto, hasta que terminaron de arreglar el desperfecto.  Regresamos respetuosamente al muerto a su caja y lo depositamos finalmente en la tierra, nuestro último destino, la gente nos aplaudió al final.

El jefe del panteón vio todo el oso y como salí de la nada, hablé y se hizo el milagrito pues todos se calmaron, vio como ayudé con respeto con el muerto, santiguándome antes de tocarlo. Bueno, andaba yo muy inspirado.

Al terminar el servicio, el jefe me pregunto a qué me dedicaba, le dije que era desempleado, me retó entonces a que si tenía los suficientes huevos para hacer lo que hice, el me daría trabajo pero que me pusiera a trabajar en serio. Acepté enseguida, así me dieron el empleo en el panteón.

El caso es que desde hace veinte años trabajo aquí, me siento muy orgulloso de ser útil a la sociedad, yo sé que es un trabajo duro y de uñas sucias, pero creo puedo hacerlo mejor que otros, además la chamba me ha dado una visión diferente de la vida. He visto cara a cara tantas veces la muerte, que me he enseñado a vivir contento con lo que tengo.

Descubrí que no todos estamos igual de pendejos, aunque no sabemos bien qué pedo con la vida. He visto la despedida de ricos y poderosos, y también de los jodidos y no son igual, no todo se pierde con la muerte pero si el dinero.

Y es que vi algunos muertos que se notaba que habían hecho cosas grandes, buenas y la habían pasado bien, creo que por eso brillaban, eran literalmente unos chingones y su partida era una fiesta, se sentía la buena vibra, te gustaba estar cerca del muerto. En cambio otros, como con algunos políticos que me tocó ver, era insoportable aún su paso, su hedor te daba nauseas y miedo su cercanía; los demonios y las fuerzas oscuras los custodiaban para reclamarlos como suyos, una experiencia muy gacha.

Por eso y por otras cosas, me considero un hombre feliz, no importa que sea un simple sepulturero, he encontrado el sentido de la vida y he entendido como ser feliz cualquiera que sea mi condición, he descubierto la iluminación carnales, no sé donde leí eso, algunos me dicen que soy muy rollero. ¿Ustedes cómo ven?

Cuento by Yoxi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s