AMOR OBSCURO (POR: YOXI)

FOTO OFICIAL 2 DE YOXI

Ella yacía recostada sobre la cama del motel en decúbito supino, su blanca desnudez contrastando con su negro pelo brillaban a plena luz del sol.

La encontré en un bar la noche anterior, estaba sola, llevaba el pelo lacio y largo que le llegaba a la cintura. Vestía toda de negro, calzaba unas botas altas mineras medio ridículas, llevaba las uñas y los labios pintados igual de negro. Bebía margaritas despreocupada y extrañamente rechazaba a cuanto galán se le acercaba a merodear. Me veía a mí, bueno eso parecía. Le  sonreí y levanté mi copa esperando que molesta me ignorara pero no, brindó conmigo inclinando la cabeza, levantando levemente su copa y regalándome otra sonrisa.

Mi timidez no era gratuita, había sufrido una quemada con el boiler de adolescente que me había hecho casi perder un ojo y dejado una terrible cicatriz de quemadura en el lado derecho de la cara, que ahora ocultaba con mi posición, el pelo esponjado caído sobre la cara, un ridículo sombrerito y mi estrafalaria vestimenta de mezclilla deslavada para intimidar y alejar a las personas normales.

Después de varios tequilas, decidí abordarla, no tenía nada que perder. Me acerqué y cuando vio mi rostro desfigurado hizo como si nada, así que le invité unas copas en mi mesa, aceptó sin más. Creo que hablé de más por el efecto de los tequilas, pero ella asentía con la cabeza y reía de todas mis bobadas, parecía disfrutarlas, era tan callada, tan rara y tan bella.

La noche avanzó, las luces y la  música siguieron y finalmente la bebida hizo lo suyo, salimos del bar, caminamos abrazados dando traspiés y riendo por la calle, terminamos en un motel y nos quedamos dormidos.

A la mañana corrí las cortinas, despertó despreocupada, me miró con esa mirada gris que pasó a través de mí como si fueran rayos “X” Fue entonces cuando creí entender que mi fealdad  estaba solo en mi imaginación, una programación perversa que alguien maquinó para manipularme y arruinarme la vida, pero ella me hizo superarlo todo, era mi ángel o demonio protector, no lo sabía.

Representamos entonces la escena primigenia, una pareja de desconocidos, un hombre feo y una mujer hermosa frente a frente haciendo por la vida.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s