FILOSOFÍA DE UN CHAFIRETE [LUIS CHAY CHUIL]

Prudenciano es un tipo que proviene de una familia disfuncional que se tradujo en heridas que lo acompañarán quizá toda su vida, pero a la larga no son obstáculo para tener una familia feliz, contar con un trabajo y buenos amigos.

Comparte que desde su adolescencia fue muy sensible a las acciones y comentarios, tanto de conocidos que desconocidos. Era difícil sustraerse al miedo, al rechazo o las burlas. Cualquier broma o crítica le “quitaba el sueño” y las recordaba durante años, como si acabaran de suceder.

Actuaba siempre a la defensiva, así que analizaba cada mirada, palabra y gesto de la gente a su alrededor para buscar segundas intenciones de las cuales protegerse. En consecuencia tenía un espíritu crítico, lo cual lo llevaba a la murmuración o emitir juicios impensados, sin importar dañar a quien guardara un resentimiento.

Su actitud le mantenía sin asimilar que quienes pensaba que le habían agraviado ya no recordaban lo que sucedió y le trataran como si nada hubiera pasado, que estaban dispuestos a reanudar la amistad. El menor defecto de alguien lo tomaba como un ataque personal y reaccionaba, en su interior, como si los pendientes no estuvieran saldados.

Este comportamiento impidió un sano equilibrio en sus relaciones con los demás incluyendo al sexo opuesto. Comenzó un camino incorrecto. Para resolver sus conflictos interiores pensaba que debía desinteresarse por lo ajeno. Se volvió frío, racional e indiferente.

Confundió la sana independencia con una patológica indiferencia que lo llevó a fallidos noviazgos que a fin de cuentas le trajeron complicaciones de salud hasta aterrizar en ansiedad.

El camionero, este es el oficio del susodicho Prudenciano, se refugió en la comunicación a través de las redes sociales en las que podía representarse con una falsa personalidad; para colmo comenzó a tener problemas con el alcohol. Era un infeliz que se enfrentaba a la posibilidad de terminar como un amargado solterón.

Un día dejó un lado su pintoresco camión de carga y decidió aprender a desarrollar una autoestima para superar sus complejos. Como la humildad está vinculada a la verdad que se opone al orgullo, empezó a valorarse ni por encima ni por debajo de sus condiciones personales y con una actitud positiva y realista reconoció y aceptó sus limitaciones, defectos y cualidades.

Empezó a practicar descansar en sí mismo y no en la opinión ajena. Aprendió a calibrar su valía personal, y como resultado ganó autenticidad y una sana relación consigo mismo. Paulatinamente adquirió seguridad para a socializar con personas positivas, descubrió que podía ser y sentirse apreciado; evadió tratar a gente tóxica cuando era necesario.

Le quedó claro al chafirete que muchos complejos y problemas se resolverían si comprendía que la valía personal y el aprecio sincero de los demás no dependían de si se es agraciado o no en tantas cosas humanas, sino de la sencillez que ayuda a esforzarse por adquirir virtudes.

Comprendió que cuando se tiene seguridad se accede al auténtico amor, se ama sin temor a comprometer la autoestima. La verdadera independencia en la relación con los demás no procede de la frialdad o el distanciamiento que producen los complejos, sino de la libertad interior y de la capacidad de amar de modo desprendido.

Cayó en la cuenta que la cuestión no es aprovecharse de los demás, sino abrir el corazón sin temor a crear una dependencia, aunque se trate del amor de su vida. Así que en una sana relación amorosa reconoce que importa mucho lo que piensen de él, pero no depende de eso para amar.

Todavía lucha contra su susceptibilidad como una secuela muy arraigada, pero lo hace consciente y bajo el principio de que, no es lo mismo que sobrevengan sentimientos y pensamientos negativos, que consentirlos. Es un hábito que da paz y preserva la autoestima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s