UN POQUITO DE SU VIDA. POR: GLORIA GARCÍA SOSA.

foto Gloria

 

Ella,

que se sentía rota,

una mujer con cicatrices,

no tenía ya nada,

perdió su sonrisa escarlata

en un rincón de su alma.

Ella,

que solía vestirse de flores

y bailar con la lluvia abrazada,

cantando a las nubes de coco,

canciones de alegres adornos.

Se quedó quieta…

con el cuerpo oxidado,

llorando intensos dolores

y en sus ojos delirantes

morían sus versos de a poco.

Ella,

arrastrando sus pies espinados,

deambulaba en la noche sin cielo,

tropezando y a veces cayendo,

levantando mil veces sus sueños.

Ella,

juntó sus pedazos tirados,

parchó cada grieta,

cada hueso,

sintió gran amor por su cuerpo,

Lo cubrió con escudo obsidiana

y armadura esperanza.

Ella,

sonreía, se abrazaba,

perdonó sus miedos,

contempló la luna,

entendió que un regalo es la vida

y decidió luchar cual valquiria

contra el mal que aplastaba sus días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s