TRUHÁN. POR: SONIA MAYLLEND

sona 2

 

Eres un truhán engreído

que aún sin haberme poseído

como púber me hiciste soñar

y hoy me haces llorar sin parar.

 

Para olvidar tus besos bésame de nuevo,

acaricia mis caderas

para dejar de sentir tus manos,

con tus labios ardientes

borra el tatuaje que brilla en mis senos

y quema mi piel.

 

De frente quedemos tú y yo

para ver en tus ojos mi imagen

y ciérralos para rescatarla,

que del mismo modo devolveré

el amor que en ellos vi.

 

Acércate más para recoger mi aliento

y devolver tu entrecortada respiración

la misma que empañara el cristalino

que obnubiló nuestra razón.

 

Párate a mi lado para olvidar tu febril cercanía

y enjugar mi húmeda melancolía;

pega tu cuerpo al mío

y cerciorarnos que no haya escalofríos.

 

Hazme el amor vehemente

y corresponderé con brío

y apagar de una vez por ti

mi deseo lascivo.

 

Truhán insolente que al olvido me tiras,

yo también te desecho

no antes, sino después de poseernos

para yacer a tu lado mojada de sal.

 

Entonces, y de esa manera,

aunque me llames tu ramera,

dejaré de pensarte mil veces,

para tratar de olvidarte

diez mil veces más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s