LA LIEBRE. POR: WILBERTH BERMÚDEZ CH.

FOTO OFIC DE WILI

 

Una liebre caminaba

por un estrecho sendero;

se dirigía a un potrero,

donde su novio esperaba.

 

Pero de pronto sintió

que alguien la observaba;

creía que sola estaba,

no había sentido temor.

 

Se detuvo un momento

para mirar hacia atrás

y vio a un ave voraz

que la venía siguiendo.

 

De prisa intentó correr

para poder escapar

del gavilán que iba atrás,

que se la quería comer.

 

El ave intentó cazarla

y sus garras alistó,

pero la liebre escapó

y no pudo devorarla.

 

Logró cruzar el sendero

y hasta su amado llegar;

le costaba respirar,

él la abrazó con esmero.

 

Esperaron un momento,

por fin se recuperó;

la experiencia le quedó

en su noble pensamiento.

 

Después del susto vivido

que le dio aquel gavilán,

las dos liebres ya se van

a su lugar escogido.

 

Hoy te quiero compartir

el mensaje que esto deja.

Todo lo que esa pareja

tuvo ese día que vivir.

 

Tan solo por descuidarte

puedes la vida perder

cuidado tienes que tener

siempre debes de cuidarte.

 

El sendero de esta vida

a veces es peligroso,

debes de ser cuidadoso,

vela de noche y de día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s