PORQUE ME DICEN EL PÁJARO [POR: RAÚL R. DZUL PAREDES]

 

foto Raul

Al tensar todo mi cuerpo, como auto-reflejo estiré los brazos hacia arriba, para casi en automático encontrarme en el aire, el que sentía como un tapete de plumas sosteniendo mi cuerpo inusitadamente liviano o, mejor diría, sin peso.

Sin saber cómo volaba junto a un grupillo de pájaros. De manera natural le pregunté, sin cuestionarme que quizá no me entendería, cuál era nuestro destino.

–Vamos por ciruelas –recibí por respuesta.

–¿Y cómo sabremos dónde encontrarlas?

–En mayo su piel adquiere un brillo multicolor que al recibir los rayos solares emiten un reflejo irisado que se eleva a gran altura. Por cierto, allá vemos una columna.

–Pero yo no alcanzo a ver nada de eso.

–Quizá sean esos pelos que rodean tus ojos.

–Ah, mis pestañas. Por favor arráncamelas.

En un cerrar y abrir de ojos, literalmente, sentí que unos picos me despojaron de aquellas mis lacias pestañas.

Repuesto, al enfocar la mirada percibí que en efecto una tenue columna policromática se presentaba obvia ante mi vista. Justo cuando el líder de la parvada emitió un claro llamado a “tomar” el par de matas colmadas de relucientes ciruelas.

En seguida noto que aquellas matas me eran conocidas, volteo instintivamente a mi derecha y veo una casa familiar: Era la casa de mi abuela.

Me distraigo y durante una hora disfruto con mis acompañantes y a nuestras anchas, en uno y otro árbol, cuanta ciruela se nos antojara: Rojas, entre verdes y rojas, más verdes, etc.

Satisfecho, vuelo hacia la casa y veo a mi abuela lavando la ropa en su batea. Me poso cerca y le lanzo un silbido que reconoce enseguida, pues me contesta con su característico chiflido. Me mira y me sonríe:

–Hola pajarito –me dice en su habitual tono maternal.

–Hola abuela –le quiero contestar, pero sólo me sale algo así como el primer silbido. Sin embargo me contesta:

–Lindo día.

–Sí precioso –le contesto.

Escucho el llamado de partida y le trato de decir:

–Adiós abuela.

Y escucho clarito:

–Adiós hijito…

Nos dirigimos entonces hacia un lugar donde había un gran depósito de agua y mucha sombra, que aprendí a ubicar por la columna de vapor que desprendía y buscaba las nubes.

Mientras saciábamos nuestra sed, algunos comenzaron a entonar sus mejores trinos, no sin poca presunción, para atraer la mirada de las pajaritas, que despreocupadas descansaban cobijadas por la sombra de los árboles que generosamente nos prodigaban. Igual había competencia de vuelos en rapidez y destreza al atravesar ciertas ramas retorcidas que se erigían como difíciles obstáculos.

Era curioso pero cada hora que pasaba sentía que equivalía a un día, de tal forma que cuando se dio el llamado a partir al refugio, sentí que me había ausentado algo así como un mes de mi casa.

Mientras regresaba, sin percatarme del hecho, pude reconocer cada techo y cada árbol que por la mañana pasamos. Por lo cual nunca me cuestioné cómo le haría para regresar a mi casa.

La frondosa mata de zapote sirvió de pista de aterrizaje y sin trauma alguno me vi bajando del mismo, como tantas otras veces.

–¿Que fuiste a visitar a tu abuela? –pregunta mi madre apenas me ve.

–Se fue hace un rato y me comentó –agrega como si nada.

–¿Fuiste luego a estudiar con tus amigos las tablas?

–Aja sí –le contesto en un modo bastante confuso.

–A ver dime –me contesta dubitativa.

Con prodigiosa rapidez le recité las diez tablas de multiplicar, ante su pleno azoro, y el mío también.

–¿Qué tiene de raro tu cara? ¿Ya comiste?

Me baño y me acuesto a dormir. Siento mucho sueño pero no puedo conciliarlo. Me levanto y voy al baño. Me miro y noto una cosa: No tengo una sola pestaña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s