MI SAPO PORFIRIO. POR: WILBERTH BERMÚDEZ CHAVARRÍA

FOTO OFIC DE WILI

 

Caminaba por un río

y algo mi atención llamó,

un animal que saltó

como si huyera del frío.

 

A la orilla me acerqué

para poder observar

qué acababa de saltar,

hasta que al fin lo encontré.

 

Era un sapito gracioso,

que de mí quería escapar.

Yo no lo quería atrapar,

sólo quise ser curioso.

 

De pronto ya no saltó,

me miró desconcertado.

Se quedó un rato parado,

el miedo hacia mí perdió.

 

Yo lo miré con agrado,

me causó mucha ternura

ver tan hermosa criatura

tan solo y abandonado.

 

Al fin quise despedirme

y dejar solo a mi amigo,

pero él decidió seguirme,

irse a mi casa conmigo.

 

Al batracio logré adoptarlo,

vive en un espacio hermoso,

yo lo veo saltar dichoso

cuando llego a alimentarlo.

 

En su charco, bajo un lirio,

de noche lo oigo cantar,

como queriéndome hablar,

mi bello sapo Porfirio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s