VOLVIÓ A SER QUIÉN ERA [POR: GLORIA GARCÍA SOSA]

 

 

Negras notas canta el alma

con ukelele borrascoso,

y de sus matices suaves,

serpentinas doradas nacen,

alegrando la placita

de sus soledades.

 

Y con whisky colapsado,

vacilante inspiración y partitura;

los ojos secos lloran

de la voz olvido,

recuerdo mudo,

vivía un día, moría dos.

 

Y aún con tempestades

sus vestidos ha pintado

con arrullo de violines

que entretejen los colores

de sopranos encendidos

con listones de un amor.

 

Súbito rayo sacudió su mundo,

recordó el olvido,

sonrió flores;

volvió a ser quien era,

despistada estrella.

¡Dueña de los bemoles de su voz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s