EL ALUX GUARDIÁN

 

FOTO OFICIAL 2 DE YOXI

(Por: Yoxi)

 

Yumil vio con tristeza su parcela destruida, los elotes arrancados y desojados, desparramados por el suelo; las milpas derribadas y las hortalizas pisoteadas. Su esposa Yaax, a su lado, muy triste le preguntó:

–¿Pero quién puede ser tan infame como para hacernos esto Yumil? ¿Por qué, si no le hacemos mal a nadie?

–No lo sé Yaax y ya no sé qué hacer, no podemos salir de la pobreza, todo lo que planto alguien viene y lo destruye en la noche.

–Lo sé, pero creo que debemos seguir el consejo de mi padre y pedir ayuda al H-men y contarle todo lo que pasa aquí, quizá él nos pueda ayudar.

–Ya te dije que yo no creo en eso, mejor voy a pedir prestada una escopeta y personalmente velar toda la noche para atrapar lo que sea que nos hace imposible la vida.

–No seas terco, ya te dije que los viejos saben los secretos del campo y nos pueden ayudar, total nada perdemos con preguntar. Hazlo por mí Yumil, por favor. ¿Tú crees que mi padre nos puede desear el mal? Hazme caso y ve a ver al H-men, hay uno muy bueno que me dijo vive cerca de aquí, se llama Ikal, él nos puede ayudar.

A regañadientes Yumil fue y consultó a Ikal. Éste le pidió detalle de los daños y él le dijo que los Aluxes no lo hacen así, que debe ser un hombre loco para hacer eso.

Ikal le dijo que por el contrario, serían los Aluxes los que le resolverían el problema.

–¿Los Aluxes, cómo va a ser?

–Así es muchacho, yo te diré lo que vas a hacer. Vas a conseguir un barro especial, copal y nueve veladoras para el ritual y vas a seguir mis instrucciones. Formaras un Alux de lodo como yo te diga y le darás vida, él se podrá multiplicar en más para custodiar tu parcela y no permitir que ningún intruso entre a destruirla. Necesito un nombre para el Alux, piensa rápido.

–Si señor: Tal vez Max, por chiquito y… Kisín por implacable.

–Muy bien, crearás a Max Kisín, que será tu protector.

Poniendo manos a la obra, durante la noche confeccionaron un muñeco de un barro muy especial. Por nueve días lo dejaron secar al sol y después Yumil, -siguiendo las instrucciones de Ikal- llevó a cabo en la parcela el resto del ritual para darle vida a Max Kisín y darle las órdenes de cuidarla de cualquier intruso y, si fuera necesario, inclusive multiplicarse para el cumplimiento de su deber.

Su esposa, alumbrándose con una vela, miraba intrigada desde la puerta de la choza todo lo que él hacía, y vio cómo dejó al Alux de barro parado en una esquina del predio al terminar el ritual. Al día siguiente Yumil se puso a trabajar de nuevo en su parcela.

Saatol era un joven malo y aunque ya estaba en edad de casarse, estaba muy confundido. Ninguna mestiza le hacía caso por ser borracho, mal hablado y prepotente con las mujeres. Saatol vio con envidia lo felices que eran Yumil y Yaax cuando se casaron y les dieron su choza y su parcela, y por pura envidia iba a veces borracho por las noches a destruir todo lo que brotara en la parcela de la pareja, para que no tuvieran que comer y no fueran felices.

Una noche, cuando la milpa y el huerto de Yumil y Yaax ya empezaba nuevamente a crecer y a florecer muy bonito, lo que los tenía muy contentos, Saatol decidió hacerles otra visita. Se tomó unas copas para darse valor, se dirigió a la parcela a escondidas y entró por detrás desde el monte.

Arrancaba y quebraba las mazorcas con rabia y las tiraba al suelo, derribaba las plantas y las pisoteaba, mientras reía como loco. En eso estaba, cuando vio correr unas figuras menudas entre las sombras. Se detuvo un instante y de repente apareció Max Kisín el Alux protector al frente, que corrió como rayo hacia él.

Saatol quedó paralizado de miedo y al mismo tiempo sintió como otro Alux le brincó a la espalda, se le montó en los hombros y empezó a darle fuertes waskops en la cabeza, cachetearlo, arrancarle chumazos de pelo y a morderle las orejas. Max Kisín llegó corriendo encarrerado y le metió un cabezazo en los genitales que dobló de dolor a Saatol, que dio un grito apagado, se encorvó y cayó a tierra.

De los dos lados de la parcela salieron más Aluxes que, sin darle tregua ni oportunidad de defenderse, lo golpearon con palos y piedras hasta dejarlo tendido inconsciente.

Así tirado le arrancaron las ropas y lo arrastraron de las piernas entre varios por muchos, muchos metros, entre piedras y espinos, para finalmente tirarlo lejos, fuera en el camino.

Los Aluxes regresaron a la parcela y se pusieron a trabajar, repararon a toda velocidad los destrozos que dejó Saatol, levantaban las matas del suelo y éstas quedaban derechas, les prendían de vuelta los elotes y retoños y estos pegaban y quedaban tan frescos como si nunca los hubieran tocado.

Cuidadosamente repararon todo y desaparecieron, quedando sólo la figura, ahora sonriente, de Max Kisín, el Alux de barro, en la esquina de la parcela.

Al día siguiente, Yumil y Yaax muy contentos despertaron, se asomaron y no vieron ningún destrozo en su propiedad, sin embargo, al pasar por ahí les llamó la atención la sonrisa de satisfacción de Max Kisín el Alux, que no habían notado antes, y que Yumil no recordaba haberla hecho así, aunque prefirió no decirle nada a Yaax.

Un día después, se enteraron de la tragedia de Saatol. Dicen que lo encontraron tirado medio muerto en el camino, tenía un ojo morado y estaba lleno de raspones, arañazos y verdugones por todo el cuerpo. Cuando lo reanimaron echándole agua en la cara, despertó, se incorporó de un salto y echó a correr despavorido gritando “¡no por favor, auxilio, los Aluxes, ahí vienen, corran!”, y así corriendo como venado se les escapó entre el monte y no lo pudieron alcanzar. No se le volvió a ver por el lugar.

 

FIN

Vocabulario:

Yumil – Dueño

Yaax – Verde

Saatol – Loco

Max – Chile pequeño muy picante

Kisín – Demonio

Alux – Duende de las selvas

Ikal – Espíritu

H-men – Chamán maya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s