LE SALIÓ EL TIRO POR LA CULATA A MEDINA SONDA (Por: Ana María Ancona Teigell)

 

FOTO OFIC ANA MARIA

“Nada se parece tanto a la injusticia

como la justicia tardía”.

Séneca

En el caso de Emma Gabriela Molina Canto, y en el de todas las mujeres asesinadas, siempre hemos dicho que no se puede defender lo indefendible y que la justicia debe ser expedita (pronta a obrar), no esperar un año para condenar a los homicidas materiales, que le quitaron la vida de una manera cruel, sádica, brutal, a una gran mujer, destrozando a una familia y dejando en la orfandad a tres pequeños, que siempre la van a extrañar.

Y, además, que no se haya iniciado el juicio para condenar al autor intelectual Martín Alberto Medina Sonda y cómplices de este feminicidio.

Pase el tiempo que pase, esperando que sea pronto, la Justicia Divina siempre saca a la luz la verdad, y en la audiencia para decidir si se vinculaba de nuevo a proceso a Martín Alberto Medina Sonda, que se llevó a cabo el martes 17 de abril del año en curso, aunque debió comenzar a las diez de la mañana y se atrasó por más de dos horas, como siempre, se esperó pacientemente a que las puertas de la sala se abrieran, para poder entrar y escuchar a los testigos que iban a declarar a favor de Medina Sonda.

Ya en la sala, hicieron su aparición el séquito de abogados de Medina Sonda (más o menos 12), se sentaron con gran satisfacción, paladeando con anticipación la victoria que les iban a proporcionar los testigos escogidos para la defensa del feminicida.

Al escuchar sus declaraciones se percibió que no habían sido bien preparados y aleccionados, porque no dijeron casi nada a favor de Medina Sonda.

Es más, los homicidas se contradijeron, ya que Mezquita Avalos dijo que fueron detenidos el 28 de marzo del 2017, en el hotel “Dolores del Alba” y López Tobilla el 27 de marzo del 2017. Que ya en el cuarto los torturaron y amenazaron, cuando todos sabemos que fueron detenidos en la calle.

Además dijeron que nunca rindieron declaración ante ninguna autoridad y que los obligaron a base de torturas a firmar unos documentos y les ofrecieron un trato para obtener una sanción menor.

La madre de Emma Gabriela Molina Canto, Doña Tere, al hacer uso de la palabra, condenó la actitud del abogado defensor de Jonathan Mezquita Avalos y Oscar Miguel López Tobilla, Lic. David Araba Dorantes, ya que durante toda la audiencia no dejó de pasarle papelitos a los defensores de Medina Sonda, seguramente para saber qué preguntas se les iban a hacer a los homicidas materiales de su hija. Un acto, totalmente indebido y fuera de la ley.

Mientras, en la pantalla se observaba a un Medina Sonda nervioso, agarrándose la cara, pasándose las manos por el pelo, mientras escuchaba las declaraciones de los homicidas materiales de Gaby, que en ningún momento dijeron que no conocían a Medina Sonda y que nunca habían tenido trato con él, como se esperaba.

Por lo que, durante la audiencia, la mayoría de las preguntas hechas por los defensores fueron objetadas por el fiscal, Lic. Ediel Zapata Solís, y declaradas improcedentes por el juez.

Un detalle muy importante, dice Doña Tere, es que tanto Jonathan Mezquita Avalos como Oscar Miguel López Tobilla fueron engañados por su defensor, el Lic. David Araba Dorantes, ya que les dijo que habían tenido que ir a testificar por órdenes de la Fiscalía, cuando la realidad es que el Lic. Dorantes accedió a que declararan, para apoyar la defensa de Medina Sonda.

Cuando terminaron de declarar, desesperado, el Lic. Dorantes, le pidió al juez que le permitiera hablar con sus defendidos.

Después de todo el proceso, donde se desahogaron pruebas, y cumpliendo el ordenamiento federal de reponer a la audiencia de vinculación a proceso, el Juez Segundo de Control, Lic. Luis Edwin Mugarte Guerrero, le dictó un nuevo acto de vinculación a proceso, manteniendo la prisión preventiva, como medida cautelar a Martín Alberto Medina Sonda, quien se encuentra preso y sentenciado a 12 años de prisión, en el penal de Villahermosa, Tabasco.

Por lo que la Fiscalía en el momento procesal pedirá la pena máxima para Medina Sonda, que son de 50 años de cárcel, por el feminicidio de Emma Gabriela Molina Canto.

Esto nos demuestra una vez más que cuando las autoridades están en la disposición de hacer justicia, con apego a derecho, la verdad siempre sale a la luz y la mentira crea confusión y contradicciones en los mentirosos, como así pasó.

Medina Sonda esperaba que no se le dictara un nuevo acto de vinculación a proceso, pero ni su dinero, ni sus influencias, ni su séquito de abogados sirvieron para nada.

La sociedad yucateca, como la ciudadanía en general, espera con ansías el comienzo de este juicio, al que le daremos seguimiento, esperando que se haga justicia y se condene a Medina Sonda, como autor intelectual de este feminicidio, a la pena máxima, así como a sus cómplices César Rogelio Reyes Barrueta, (a) “El Huero”, y Juan Ramón Moreno Hernández, (a) “El Cachorro”.

Para que nuestra querida Gaby pueda descansar en paz y su familia siga con su vida, dentro de lo que cabe, porque nadie ha tomado en cuenta a la familia de Medina Sonda, que desde antes que mataran a Gaby la seguían a ella y una de sus hijas.

Esperemos que cuando todo llegue a su final, estas personas las dejen de martirizar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s