¿PODEMOS ACABAR CON LA CORRUPCIÓN? (Por: Raúl R. Dzul Paredes)

FOTO OFIC RAÚL CUADRO

Partamos de una condición esencial: La corrupción de los asuntos públicos de nuestro país, tiene que erradicarse o mantenerse en niveles controlables, porque efectivamente es un cáncer que disminuye la potencia de la inversión pública para el desarrollo económico e igual los alcances de los programas sociales encaminadas a lograr condiciones de equidad y estándares de bienestar aceptables. Ese porcentaje que algunos estiman en un 30 por ciento, vía “moches” y/o “diezmos”, que  se evaporan del presupuesto público, impacta directa y proporcionalmente en el volumen de obra pública y en los programas sociales para la educación, salud, cultura, deportes, seguridad, etc.

Sin embargo, aunque ya de por sí es relevante la reducción de inversión pública en la citada cantidad, aún tenemos que considerar que el 70 por ciento que si se aplica, suele resultar en obras de mediana y pésima calidad, porque la exigencia y el control de la calidad de las mismas están tocadas por valores entendidos de complicidad. Los tiempos de vida y garantías contra vicios ocultos, suelen ser letra muerta. En los municipios, un trienio es “un buen tiempo de vida” y a nivel estatal y federal, un sexenio. Luego, la complicidad hará su parte.

Como es obvio la corrupción empieza por reducir el presupuesto público porque antes que nada los responsables de ejercerlo se apropian de casi una tercera parte y continúa su efecto maligno bajándole la calidad a la obra  que en la práctica se realiza. Baste citar aquel puente del “socavón” en la carretera de Acapulco.

¿Pero es que en verdad no se puede acabar con la corrupción?

La impunidad que campea en la vida pública puede sugerir que no hay manera de superar ese mal. De hecho, hay opiniones que la conciben como un asunto cultural e igual pretenden vender la idea que así es y poco y nada puede hacerse desde las instituciones. Con esa visión de: “Problema sin solución no es problema”, la corrupción como todo cáncer ha hecho metástasis en todas y cada una de las esferas de la actividad pública. Situación que ha llevado al grado de molestia o “encabronamiento” de la sociedad.

¿No tiene remedio?

Ciertamente es un problema complejo y las recetas simples no van a curar este mal.

La idea de que la sola honestidad de un hombre, su voluntad, no producirá la remisión del mal, nos parece correcta. Sin embargo, pensar que la corrupción se puede acabar sin la deliberada decisión de un hombre-Institución, como lo es el Presidente de la República, es prácticamente imposible. Efectivamente, siendo tan complejo el problema, iniciar desde arriba tiene un efecto estratégico, pues es justamente como se propaga el mal: Si las cabezas de la instituciones no están convencidas que la corrupción es un problema y peor tantito que para ciertos fines particulares es una ventaja, pues sencillamente poco y nada se hará. Acaso un cambio cosmético que ayude a mejorar el rostro del poder público y “revolcada la gata” que siga la fiesta.

Que el próximo Presidente de la República inicie el proceso es una condición que no puede faltar, la otra parte tiene que correr a cargo de la sociedad. Exigir no solo que se establezcan los controles, sino que esos controles no estén bajo la tutela de los mismos que se requieren vigilar. Hay que analizar los casos de Brasil y Guatemala, por ejemplo, que están ganando terreno a este problema.

 Por lo pronto la sociedad tiene dos tareas próximas: No elegir a corruptos luego exigir que se establezcan los controles para acabar o cuando menos reducir tan preniciosa práctica. Sólo  quejarse sirve de poco y nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s