MÉXICO LINDO Y QUERIDO

FOTO OFIC DE RAUL CATZIM

Por: Raúl Catzim Sánchez.-

De manera mística y mágica nace un imperio creado por un puñado de hombres guiados por una señal: Un águila devorando una serpiente y posada en un nopal.

Quién lo diría. Grandes culturas se formaron al amparo de nuestro cielo; enormes vestigios aún dan testimonio de su grandeza, mudos testigos sumidos en el misterio por su desaparición.

Grandes acontecimientos han marcado nuestra historia: viajeros intrépidos, conquistadores voraces, religiosos cómplices de la avaricia que lograron convertir a un pueblo politeísta en cristianos a punta de látigo para sus mezquinos intereses; nuevo idioma queriendo hacer que queden en el olvido nuestras lenguas autóctonas, enfermedades desconocidas; y el robo, mucho robo, más bien saqueo, de nuestros tesoros.

Fuimos dominados, sometidos, nos hicieron cargar pesados yugos. Fuimos minimizados creando nuevas estirpes. Mientras ellos, los españoles, sentían ser una raza superior. Pero el pueblo se cansó y nacieron las revoluciones y las rebeliones.

Nuevas sociedades quisieron sentar sus reales en nuestros páramos, emperadores y dictadores que no lograron hacer mella ni permanecer en sus laureles. Guerras desiguales y sangrientas fue el precio de nuestra liberación… Nunca pudieron someternos completamente a su voluntad.

Han transcurrido más de quinientos años y pareciera que nada ha cambiado, sólo conservamos nuestros vestigios arqueológicos y bellos palacios que datan de la época de la Colonia y que conviven con la modernidad; un México pujante y de contrastes, que a pesar de sus riquezas no ha podido ser una potencia mundial, no obstante que lo tenemos todo.

Todavía persiste la costumbre de que nos den espejos baratos que compran nuestra dignidad. Hoy nos dominan nuestros propios connacionales con gula de riqueza y viviendo mejor que cualquier rancio soberano. Utilizan el miedo y nos venden ideas falsas de soberanía nacional cuando han vendido nuestros tesoros al mejor postor y quieren más… Y no les importa asestar la puñalada mortal.

Tal vez se les olvida que la historia y el pueblo rezan la misma letanía de dolor, que éste se cansa de ser oprimido y se enervan los sentidos con el coraje de ver que no son ahora conquistadores los que saquean, sino políticos que enarbolan nuestros Símbolos Patrios, que fueron forjados con sangre.

¿Tendrá que repetirse la historia una vez más?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s