AMLO SUBE LA APUESTA

 

Raúl R. Dzul Paredes./

 

Todo hace indicar que ante la declaración del frente priísta de aplicar la estrategia que les hizo ganar la gubernatura del Estado de México, los del frente morenista han decidido modificar la suya, en el sentido de aceptar alianzas de fuerzas y personajes que en primera instancia le hiciera rechazar tanto al PRD como al MC.

Será la experiencia vivida recientemente en dicha entidad, frente a la maquinaria del PRI, que han denunciado no se limita a su estructura electoral, pues adicionalmente se le suman recursos monetarios del Estado que rebasan groseramente los topes permitidos, sea por la dificultad de fiscalizarlos o sencillamente bajo la misma complacencia de los árbitros de la contienda.

Tampoco, argumentan, se puede descontar la compleja pero bien administrada ingeniería electoral que se abona para modificar los resultados reales.

Se insiste, acaso derivado de ese diagnóstico, que ahora parecen dispuestos a sumar la mayor cantidad de votos y recursos para su causa, discriminando lo indispensable y, debido a ello, con razón y sin razón, son blanco propicio de la crítica y la descalificación.

El ejemplo más actual obviamente se trata del líder minero Napoleón Gómez Urrutia, acusado pero exonerado de múltiples delitos.

Que quienes acusan a MORENA y su candidato presidencial no tienen la calidad moral para hacerlo, por ejemplo, el rostro visible del Grupo México, Germán Larrea, con su legado inmoral en la mina Pasta de Conchos, que ha servido de tumba a 65 mineros, desde el Consejo Coordinador Empresarial, externa su indignación por la intención de otorgar fuero a su contraparte del conflicto.

Claro, perviven muchos más ejemplos que los detractores mantienen en sus filas disfrutando de fuero legal y otros sencillamente de impunidad.

No significa que todo ello les otorgue licencia para incluir a quienes, fundada o no, generen desconfianza para cumplimentar la promesa de un gobierno con la responsabilidad ética de combatir la corrupción que tanto enerva a la sociedad.

No sabemos bien a bien qué hay de cierto en las acusaciones que se le hacen al llamado “Napito”. No sería raro que el poder económico haya pretendido y logrado en buena medida destruir la reputación de un líder que no se haya acomodado a sus fines. Igual es una desproporción, pensamos, compararlo con Romero Deschamp, líder de los petroleros, porque en descargo de Napoleón, éste ha recibido múltiples reconocimientos de organismos internacionales y, cuando menos legalmente, al parecer no tiene deudas.

Sin embargo, parece muy alto el precio que MORENA y su candidato tiene que pagar para reivindicar a Gómez Urrutia. ¿Qué tanto les restara? Tampoco se sabe. Quizá sea la oportunidad de mirar qué tan harta está la sociedad con el PRIAN, que incluso este supuesto error no pase de ser más que alharaca mediática sin consecuencias significativas en las intenciones de voto.

Las estrategias parecen claras y si antes a AMLO se le criticó su cerrazón, ahora se le critica su apertura. Lo que está probado es que la primera no fue tan eficaz, ahora será interesante observar qué tanto le funciona la segunda. Por lo pronto, casi no hay día en que no se le adhieran nuevos simpatizantes. Lo que se cuentan son los votos no las notas periodísticas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s