POEMA A LA ALEGRÍA

 

 

Poema por José Salatiel Tec/

 

Alegría:

guante blanco,

racimo

de uvas frescas.

Cometa luminoso,

manojo de cristales,

moneda luminosa,

cintilación ferviente.

 

Cuando me fui

de tus cabellos

y olvidé tus labios rojos,

caminé

sobre pantanos

en noches de neblina;

sobre espinas invisibles

dejé mis lágrimas

oscuras.

 

Volví a ser entonces

el hombre taciturno,

la sombra duplicada,

el árbol desgajado.

Pero ya no era posible

sobrevivir

con tantas dentelladas negras.

 

Por eso vengo a ti

y me acomodo

entre tu falda.

Soy el hijo pródigo,

el mártir de los vientos,

la palabra perdida

el corazón repleto

de rasguños.

 

Quiero

enredarme

en tu cabello electrizado,

sentir tus manos verdes

pintora quebradiza,

constructora terrestre,

panal de fuego loco.

 

Quédate conmigo.

Quiero encontrarte

en la ventana

con tu mirada sonora.

 

Quédate conmigo.

Prometo

no llenar de escombros

tus horarios.

No ocultar tu rostro

ni rasguñar tu cuerpo:

mi corazón ya es diferente.

 

Llena para siempre

los minutos

de mi vida,

y asoma entre mis ojos

y dame en cada mano

campanas y guitarras

para cantar

tu nombre

amazona cotidiana.

 

Para que canten

siempre

los hombres,

las mujeres

y la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s