UNIDAD FRACTURADA

 

Raúl Ricardo Dzul Paredes./

 

La democracia interna de los partidos pareciera que apesta y el argumento principal es que termina por romper la unidad de los mismos. No podemos acusarlos que en determinados momentos no lo hubieran intentado.

EL PAN y el PRD hasta hace poco practicaban las reglas que se habían dado para seleccionar dirigencias y candidatos. El PRI llegó a elegir a un candidato presidencial por la vía del voto universal y secreto (de donde emergió Labastida Ochoa), pero su primera derrota en elecciones presidenciales se la endosó a la supuesta división inherente de una contienda interna.

El éxito que supuso el retorno priísta a Los Pinos consolidó el del dedazo, al que incluso se le dio categoría de liturgia. Tanto el PAN como el PRD liquidaron cualquier esbozo de democracia interna acudiendo a un atajo legaloide que abrió su alianza.

Tampoco está claro si en MORENA se aplicó la ley de usos y costumbres por aquello que su candidato va por tercera vez a la contienda. De la chiquillada nada que sorprenda por diferente.

Es interesante la moda de las encuestas para legitimar las designaciones que, por cierto, tampoco reconocen los respectivos estatutos de los diferentes partidos como método para seleccionar a sus abanderados.

El affaire Shinbaun-Monreal, quienes se sometieron a tal modalidad para ganar la nominación de su partido (MORENA) en busca de la gubernatura de la Ciudad de México, y el amague del segundo desconociendo sus resultados, nos muestra qué tan difícil y cuestionable puede ser ese camino cuando están tan arraigadas las costumbres de los padrinos, feudos, sectores, cuotas tribales, premios de consolación, etc., etc.

Otro tanto se puede decir del PRI y para no ir lejos, en nuestra entidad. Su candidato mejor posicionado ante la sociedad abierta era Jorge Carlos Ramírez Marín. Sin embargo, luego de un prolongado estira y afloja explicable no porque hubiera mayores dudas de quién podría competir en una contienda de suyo muy difícil, sino porque los grupos opusieron promesas, méritos y/o deudas sin saldar que les daban mano para nominar a su favorito. Cosas de la liturgia pues. Del resultado ya saben. De sus consecuencias han aflorado algunas. Justamente contrarias a lo que sin descanso comenzaron a gritar (unidad), más a manera de conjuro que de valor o bandera para enfrentar al contrario.

Siguiendo la liturgia, el priísmo ha repartido cuotas y premios de consolación. A los que les tocó escritorio con cargo no les tocó territorio. En este tenor la invocación de unidad chocó con el interés de la comunidad. Así claramente tres plazas importantes por su tamaño han roto lo que tanto se deseó o arengó: La unidad.

En Tekax, Motul y Progreso el priísmo tendrá una significativa sangría. Especialmente importante en el último mencionado porque ahí se tenía una reserva de votantes tricolores y casi nada para los azules. Cachado un candidato relevante y con recursos, la correlación de fuerzas cambiará necesariamente.

En Motul, las condiciones estaban dadas para que el PRI recobrara la plaza. Sin embargo, el manoseo y evidenciar que su candidato fue producto de la cuota para un personaje (Liborio Vidal) que no es motuleño ha sembrado un lastre a su abanderado municipal. Si a ello agregamos que uno de los precandidatos más fuertes contenderá por el partido verde, el mensaje está claro. Lo esencial es sumar votos para la contienda estatal, aún a costa del municipio. Antes de ello ya había emigrado una parte siguiendo a la ahora candidata del PRD.

En Tekax no importaron las protestas de los demás precandidatos, Romero Ayuso está firme en tanto cuota de Víctor Caballero, orillado a lo casi imposible en el municipio de Mérida.

Seguro que poco a poco iremos evaluando de qué tamaño será la fractura priísta y cuánto afectará una campaña que inició técnicamente empatada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s