POEMA DE LA GRANJA

 

 

Wilberth Oldemar Bermúdez Chavarría/

 

La fresca brisa temprana

trae olor a primavera,

mientras la sabana entera

revive de buena mañana.

 

Muchas aves anidando

en los árboles del huerto,

el valle ya está despierto.

Dos urracas van volando,

parecen que van hablando,

van haciendo mucho ruido,

el silencio ya se ha ido.

 

Los rayos del sol están saliendo,

la luna ya está durmiendo,

las estrella se ocultaron,

seguro están muy cansadas,

toda la noche brillaron,

por la luna acompañadas.

 

Diez vacas están bramando

en el potrero encerradas.

Sus terneros están llamando,

aún no están ordeñadas.

 

Los cerdos piden comida,

a sus canoas arrimados;

el gallo hoy no ha cantado,

por eso es que me dormí,

un zorro se lo ha llevado.

No escucho su kikirikí.

 

Las gallinas no han comido,

todas se quedan echadas,

las noto muy afectadas,

les hace falta el marido.

 

La granja está muy callada,

nadie sale del corral,

todos se sienten muy mal

falta uno en la manada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s