POEMA A LA ESPERANZA

 

 

Por José Salatiel Tec/

 

Esperanza:

Hay algo entre nosotros.

Es, creo,

tierra o nube

o agua

aquello que nos une.

 

Tal vez porque me gustan

tus largas manos blancas,

ese beso repentino

que traes en la boca

o porque a veces

te apareces

sobre una ola remota.

 

Yo creo

en tus deberes.

Puedo decir

que existes

porque estás en medio

de mi vida,

neblina poderosa,

sueño sonoro,

cristal anaranjado,

relámpago amarillo.

 

No podría vivir

sin tus semillas,

sin esa espuma loca

que salta de tus venas,

porque a veces

cansado o somnoliento,

tu motor

de barco verde

me impulsa,

me sostiene.

 

Y es más dulce

el día amargo

cuando pienso en tus mejillas.

 

Esperanza.

Yo te conozco.

Deletreo

a diario tu nombre reluciente.

Sé que a veces

eres larga y taciturna.

 

Pero siempre

llegas como el viento,

como un sabor

de fruta congelada,

como frescura repentina,

como un golpe de mar

en pleno estío

cumpliendo con tus citas.

 

Por eso sueño contigo.

Y mi sueño

va librando paisajes

amarillos

hasta enredarse contigo.

 

Y en esa azul

combinación

la esperanza mía

se yergue,

se transforma

en álamo luciente,

en caracol sonante

y leña verde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s