EL GURU DEL AMOR

 

 

Cuento por “Yoxi Popol Vox”/

 

“El Gurú del Amor Regresa”, se leía con grandes letras en el titular en la portada de la famosa revista de noticias y chismes especializados en misticismo “New Aging”.

 

Mientras los seguidores se enteraban con asombro de la noticia, no se imaginaban el rol protagónico que les tocaría vivir al lado del tan famoso Babas-Shamik, joven gurú que había adquirido celebridad en los círculos místicos por su abierta práctica del celibato como camino espiritual, contrario a la mayoría de las doctrinas de oriente, y quien promovía sus propias técnicas de meditación adquiridas de fuentes secretas, reveladas para este milenio por un oráculo de luz, para llevar así a la realización plena del ser a sus miles de seguidores, que no se perdían detalle del carismático gurú.

 

Se enteraron también por la revista, que una extraña condición energética fue la que llevó a Babas a este aislamiento total de 40 días sin comer gusanos de maguey ni beber pulque, a una cueva misteriosa del Tíbet, donde, según narra una antigua leyenda, varios monjes y santones han encontrado la iluminación y la trascendencia de este burdo plano material a los planos astrales superiores, dejando sus cuerpos incorruptos en posición meditativa como evidencia, abonando así para un cambio dimensional, tan esperado por los versados en el tema.

 

Por esto, monjes de un monasterio cercano custodian la cueva y veneran los cuerpos como reliquias sagradas, pues les atribuyen poderes místicos, les ofrecen cantos y rezos, así como flores e incienso.

 

Pues fue ahí -explicaba el artículo- donde Babas decidió irse a meter para hacer su retiro, y que, según el articulista, casi le cuesta la vida por el frío glacial que reina en esos lugares y las precarias condiciones de abrigo e higiene del sitio, aunado a su total abstinencia.

 

La ansiada conferencia a su regreso tuvo lugar en un lujoso hotel de la zona más exclusiva de Punta Cancún. Ahí reveló a sus seguidores que abarrotaban el lugar que el camino místico es seguro y que entendió que lo que encontró era lo contrario a lo que buscaba confirmar: el celibato, que éste no era necesario para alcanzar la iluminación y que con su abandono dejó de sentirse triste y apenado, le hizo sentirse por fin libre y le curó de los bloqueos que se le presentaron en el área del chacra muladhara.

 

Como confirmación de esta revelación, había encontrado en el mismo vuelo de regreso a la persona correcta para romper su celibato y que todo esto fue comprendido en su meditación.

 

Esta historia fue confirmada a la redacción por un amigo del gurú, que viajaba con su novia y una amiga de ella en el avión de regreso y que dio los detalles. La chica, a la cual Babas no conocía, viajaba con ellos y se la presentaron al regreso. Pudieron observar la transformación que tuvo lugar en los rostros del gurú y de ella al conocerse, les brillaron los ojos y la felicidad que experimentaron fue mutua. Un sentimiento desconocido surgió del encuentro, para beneplácito de ambos.

 

Juntos y felices ahora, se sintieron como si fueran novios, y declararon a los reporteros que al conocerse la vida les daba una nueva oportunidad, y frente a los medios, el gurú le pidió a ella que fuera su novia. Todos se regocijaron con ellos, aplaudieron a rabiar y les echaron porras hasta perderlos de vista. Pensaron que finalmente triunfaba el amor. Cuán ajenos estaban del terrible desenlace que tendría esta historia de amor sólo unos meses después.

 

Se habían encontrado y esto era como sacarse el premio mayor, destilaban amor, tranquilidad, respeto y confianza. Él, basado en estos principios, le compró un anillo de diamantes y le pidió matrimonio. El amor lo cambió y ahora se convirtió en un entusiasta promotor del matrimonio como camino espiritual. El discurso del gurú incluyó ahora frases como: “tú puedes dar felicidad” o “vive sin miedo”.

 

El día de la ansiada boda por fin llegó, la asistencia fue masiva, se casaron frente a la playa y la boda fue oficiada por tres ministros de diferentes denominaciones espirituales: un sacerdote sic, un ministro zen y un monje sufí, que lucía un hermoso turbante blanco con sus cejas negras y largas y blancas barbas. Fue todo un ejemplo de ecumenismo místico nunca antes visto.

 

Ya en la fiesta de bodas todos se divirtieron mucho, junto con el banquete que incluía comida vegetariana y barbacoa de manatí con piña y coco estilo hawaiano; sirvieron licuado de peyote, probaron hongos alucinógenos, marihuana y un poco de cocaína y heroína que de contrabando introdujeron los amigos del gurú con una pacha de Charanda de Morelia que compartieron con él a escondidas.

 

El gurú se puso en un estado lamentable, a un pelito de morir, entonces temiendo lo peor tomó rápidamente a la novia, que lucía como un ser celeste con un traje blanco perla, con alas de ángel, miriñaque, tocado, ramo de flores y una cola que le arrastraba 30 metros, llevándola con trabajo al tálamo nupcial, cargándola en brazos los últimos pasos hasta la entrada de una cabaña maya de palma reluciente bellamente adornada, llena de flores y regalos, que se encontraba al fondo semioculta en un remanso de la playa.

Sin darse cuenta, en un momento él ya estaba muerto, o ascendido, o tal vez alcanzó la plena iluminación.

 

En la reseña final del evento, la revista “New Aging” señaló la existencia de substancias prohibidas en la fiesta, aunque oficialmente se negó todo, concluyendo así que el gurú no quiso abandonar sus adicciones, a pesar de que la vida y el amor le sonreían, y las invitó fatalmente a su boda, quería a las dos, a la novia y a las drogas.

 

Esta vez no triunfó el amor, se dijo, dejando al lector un foro de discusión para remitir comentarios, “pues sus opiniones cuentan mucho”, concluyó el artículo del “New Aging”, que incluía una foto de la feliz pareja sonriente minutos antes del fatal desenlace.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s