LOS TRES REYES MAGOS

Los Tres Reyes Magos

Cuento por Sonia Mayllend

-En la escuela unas niñas me dijeron que los Reyes Magos no existen mamá y por eso tienes que ir mañana con la directora,

– ¿Y sólo por eso tengo que ir?

–Pues sí, es que le jalé las trenzas a Ana porque me dijo ñoña.

–¡Ay mi niña, ya te dije que no les hagas caso y ya!

Muy temprano por la mañana Constanza preparó el biberón del bebé y lo vistió. Tomó al chilpayate y lo envolvió con su rebozo, la mañana estaba muy fresca y no fuera a enfermarse. Se presentó ante la directora de la escuela mostrando el reporte que le entregara la niña el día anterior

–Buenos días Maestra, me dijo mi hija que usted quiere hablar conmigo.

-Siéntese y que la niña espere afuera.

En cuanto ésta salió, la Directora le expuso el problema.

–Mire Doña Constanza, ya la niña está en 5to. Grado, y yo creo que debe explicarle usted, directamente usted, el asunto de los Reyes Magos, ya el año pasado lo habíamos hablado, así que por ese motivo, en esta ocasión la suspenderé por 3 días,

-¡Pero Señora Directora!..

.- No hay pero que valga, si me hubiera hecho caso, esto no hubiera sucedido. Y no se aflija, de cualquier manera son días flojos y la chamaca no se perderá la gran cosa. Así que váyase a su casa y no deje de hablar con Hortensita para evitar otra suspensión.

Constanza salió bien enmuinada y dando pasos largos, tomó a la niña de la mano y le dijo

-Vámonos hija, que llegando a la casa tenemos que platicar tú y yo, y por lo pronto no ves tele hoy, a ver si así te me compones, diantre de niña esta

Constanza sentía que el enojo crecía más por la vergüenza que le había hecho pasar la niña, y que por su culpa se le hacía tarde para la comida, además ya le tocaba su bibéron a Dieguito.

Después de comer, Constanza tomó al bebé en brazos pues no dejaba de llorar. Se sentó para empinarle el biberón, mientras lo alimentaba y mecía, le dijo a su hija.

–A ver mi muchachita, usted y yo tenemos que hablar de la pelea que tuvo con la niña de su salón. Hortensia sabía que cuando su mamá le hablaba de usted, es porque estaba enojada con ella y eso la ponía triste.  Entonces Constanza le dijo

-Explíqueme lo que pasó y no vaya a echar mentiras porque eso no se lo paso, ¿estamos claras? Y alzaba una ceja en señal de autoridad. La niña pasó saliva y comenzó a decir en tono bajito

–Es que Ana dice que los Reyes Magos no existen…

-Hable más fuerte para que yo le entienda, ¡Repítamelo de nuevo!.

–Es que Ana dice que Los Reyes Magos no existen, y que yo soy muy boba para creer en ellos, que eso se les dice a los niños chiquitos para que se porten bien, pero que yo ya estoy grande y le dijo a las otras niñas que yo era ñoña, entonces me enoje y le jale las trenzas. Se puso a llorar y la prefecta me llevo a la dirección.

Constanza se le quedaba viendo y la oía sin dejar de mecer al muchachito, porque no sabía cómo caramba explicar lo de Los Reyes Magos, y le pregunto

–¿Y usted que sabe de ellos?

–¡Pues claro que existen! Porque en el catecismo nos dijeron que Los Reyes Magos viajaron desde oriente y siguiendo una estrella llegarían a Belén para ir a conocer al Niño Dios, le llevaron regalos cuando él nació y por eso todos los años los ponemos en el nacimiento

– La mamá abría los ojos muy grandes y más mecía al chamaquito.

–Además mami, el que no existe es Santa Clós, ése ni saben cuándo nació, ni quienes son su papá y su mamá, nadie sabe quién lo inventó y ni es santo. Constanza se le quedó mirando, se le rodó una lágrima de cada ojo y como pudo, alargó su brazo para atraer a la niña y darle un beso.

–También me dijeron que, en la rosca de Reyes, no está bien que le digan “me salió el muñequito” porque es el Niño Dios y lo esconden para que no lo encuentre Herodes. Abrazándola le dijo,

-Anda a ver la tele y ya no estés de peleonera, porque entonces los Reyes Magos no te traerán lo que les pidas,

-Si mami. Hortensita se metió a su cuarto y sentada en la cama sacó cuaderno y lápiz y se puso a escribir. “Queridos Santos Reyes, ahora quiero una hermanita, porque Dieguito es muy chillón. Gracias.”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s