CANTO DE AMOR

Cuento Autora: Rita Elena Vázquez Peña

Allá estaba, como todos los días y religiosamente puntual a la cita. Sus patitas se posaban suavemente en el arco de la reja de aquella casa en cuya terraza estaba una jaula, aquella cárcel donde moraba su amor, una pajarita que sin quererlo le había robado el corazón.

Nico era un pajarito dominico. Cuando la luz de sol se posaba en sus plumas, la combinación de sus colores brillaba con tal fulgor que se volvía el centro de las envidias de aquellos jóvenes pájaros que ya empezaban a coquetear con las pajaritas.

Si su plumaje apantallaba, qué decir de su transparente trinar. Nico poseía un don muy especial, pues aquel que lo escuchase sentía cómo los tonos melódicos de su canto traspasaban las fibras sensibles del corazón, transformando lo gris y rutinario en algo especial y único.

Pero retomando la historia de Nico, déjenme decirles que él tenía un amor, una pajarita dominico igual que él que lo aguardaba impaciente detrás de los barrotes de aquella jaula. Ella se llamaba Linda. Esta pequeña ave hacía honor a su nombre, pues poseía una mirada profunda y limpia que denotaba la pureza de su corazón. Con su canto suave y acariciante, embelesaba y sensibilizaba hasta al ser más rudo de la tierra.

Pero, ¿Cómo conoció Nico a Linda? Sucedió que un día, mientras Nico daba su paseo matutino, sin querer pasó por aquella casa rosada, donde a veces veía que salían niños jugando. Le llamó la atención escuchar cómo aquella pequeña llorosa platicaba con la pajarita y por curiosidad se detuvo a escuchar:

–¿Sabes, Linda? Te quiero mucho porque sé que tú también me quieres. Le decía la niña mientras le daba su agua y alpiste.

“He estado muy triste porque mi abuelita ya no puede caminar, cada día está más viejita y con muchos dolores… quisiera tener un hada madrina para pedirle que la sane y le dé nuevos piecitos para que juegue y corra conmigo como antes…”

Entonces, Linda, a manera de respuesta, empezó a cantar tratando de consolar a su amiguita. De su piquito salían tonos hermosos y únicos. Ese día la avecilla con sus trinos tuvo dos logros: Devolverle la sonrisa y fe a la pequeña y, sin siquiera buscarlo, alguien quedó profundamente enamorado de ella: Nuestro buen amigo Nico.

Sin duda embrujado del encanto de aquella pajarita, Nico acudía diariamente a observarla y escuchar esos trinos armoniosos; cual fiel soldado a su bandera permanecía firme con la esperanza de verla, con aquel amor creciente que ya rebosaba de su pequeño corazón.

Linda tampoco era ajena a este sentimiento. No podía evitar esperar ansiosamente la presencia gallarda de aquel pajarito. Así, casi sin notarlo, poco a poco el silencio se vio roto con el intercambio de cantos que manifestaban un amor correspondido, inocente y limpio.

Al paso del tiempo, Nico en su afán de tenerla cerca, se atrevió a pedirle a su amor:

–Vámonos de acá, Linda. Podemos buscar un descuido de tus celadores y te ayudo a escapar, ¿no te gustaría irte conmigo?

Ella le contestó:

–Te amo, pero también amo a esa pequeña, quien confía en mí, en la amistad que tenemos… Ella me cuenta sus penas y creo ser su consuelo. Con mi canto, trato de transmitirle mi amor y decirle que todo estará bien… el irme contigo sería como traicionarla y la dejaría más triste de lo que ya está… Tú y yo sabemos que nuestro amor está presente, que nos tenemos el uno al otro y eso me hace fuerte para continuar… Sé que estarás conmigo siempre.

Ante esas razones, Nico comprendió y amó más a aquella avecilla… En su corazón, sabía que aún con los barrotes que los separaban, el amor que se profesaban era tan grande que no importaban las barreras físicas porque la tenía a ella, a la pajarita más dulce y buena del mundo. El sentimiento diáfano que abrazaba sus almas así los mantendría unidos por siempre.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s