NADAR A CONTRACORRIENTE

Raúl R. Dzul Paredes.


Si el día de hoy cada partido político tuviera que elegir a sus abanderados en la contienda por la Presidencia de la República, partiendo de su popularidad, el Frente encabezado por el PAN optaría por Anaya, el Frente liderado por el PRI lo haría por Osorio Chong y es dato conocido que el Frente encabezado por MORENA de cierto por AMLO.
¿La razón? Son los más populares y se supone que independientemente de sus métodos deberían inclinarse por el más popular. Pero algo sabe la sociedad que le impide dar por hecho la lógica derivada de las estadísticas. Porque, salvo el caso de AMLO, ni Osorio Chong ni Anaya parecen tenerla asegurada y con mucho menos el primero que el segundo.
Si nos trasladamos al escenario de nuestra entidad, otro tanto podemos decir de los candidatos a la gubernatura tanto del PRI COMO DEL PAN, pues a la maestra Tavera de MORENA sólo falta formalizarla como tal. Jorge Carlos Ramírez y Mauricio Vila tendrían que estar de seguro en las boletas. Pero a estas alturas nadie puede asegurarlo.
Por un lado permea la idea que el Gobernador tendría que inclinar la balanza por alguien de su gabinete y por el otro la grilla de la dirigencia local del PRD, que insiste en descalificar a Vila para preferir a Renán Barrera. Es decir, a la llamada cúpula partidista no parece importarle mucho nadar a contracorriente bajo el cálculo que sus fuerzas le dan para alcanzar la tierra prometida.
No es la primera vez que un Gobernador bien calificado emanado del PRI se encuentra en esta situación. No está muy lejos la experiencia de Cervera Pacheco y su delfín Orlando Paredes. Mal cálculo, mal resultado. Nadie se atrevería a dudar de la capacidad política del difunto Cervera, pero como dijo un irreverente: “Cuando vas a perder Dios te apendeja un poco”. Por su lado, Mauricio Vila tiene la aprobación de la sociedad emeritense, que no es poca cosa frente a la aprobación de Rolando Zapata de la sociedad yucateca. La salvedad es que Zapata Bello no estará en las boletas como hipotéticamente podría estarlo Vila.
Por lo que de no darse este supuesto, el candidato del PAN no podría usufructuar el trabajo de su Alcalde. El PRD sin quererlo hace la diferenciación entre Renán y Vila. Y es un tiro en el pie cuando lo descalifica para intentar agregar estatura a su “gallo”.

Ojalá y los partidos pongan a competir a sus mejores candidatos, bajo la idea que la sociedad pueda elegir al mejor. Elegir a segundos es conformarnos con gobiernos de segunda.

Autor: adrixnac

¡Amante de la tecnología!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s