AUMENTAN LOS FEMINICIDIOS

“No debemos borrar de la memoria que la
discriminación, el estigma y la violencia
nos matan, lenta y cruelmente, también
a quienes, hoy, seguimos vivas”.
Crisálida
Por Luz de Luna

Cada vez que leemos un periódico o vemos las noticias, nos damos cuenta que los feminicidios van en aumento. Son las mismas voces y plumas que se escuchan y se leen desde hace décadas y que por lo visto hoy por hoy no han logrado su objetivo: “acabar con el fenómeno de horror que sufren las mujeres”.
Y esto no tiene fin porque en realidad nos damos cuenta que no hay políticas de prevención que puedan dar una luz de esperanza. Tristemente los gobiernos no están haciendo nada, porque si así fuera ya hubiéramos visto algún resultado positivo.
Los feminicidios se están extendiendo por todo el país como una plaga; hay miles de mujeres que siguen perdiendo la vida a manos de sus parejas, familiares, amigos, extraños, etc. Siguen siendo agredidas, maltratadas de múltiples formas, violadas, vejadas, anuladas. ¿La causa?… ¡Ser mujeres!
“La antropóloga Marie-France Labrecque, especialista en feminicidios, quien recibiera el 15 de mayo del 2015, en el Museo de la Civilización de la ciudad de Quebec, el premio “Weaver-Tremblay en Antropología Aplicada”, sobre los feminicidios cometidos en México, específicamente en Ciudad Juárez, llegó a la siguiente conclusión: “La violencia del conflicto con los cárteles de la droga ha relegado a segundo plano los feminicidios en Ciudad Juárez. Más de 1,300 mujeres han sido asesinadas en esta ciudad del estado de Chihuahua, un estado cuyo gobernador, entre 1992 y 1998, Francisco Barrios Terrazas (quien fue embajador de México en Canadá durante la presidencia de Felipe Calderón), llegó a afirmar que las mujeres eran responsables de esta situación ‘por vestir minifalda y salir a altas horas de la noche’”.
Estudiando el contexto de estos crímenes afirma que “uno de los tantos factores son: la presencia de las maquiladoras de propiedad de grandes transnacionales, la concentración de mano de obra femenina, el déficit de infraestructura urbana y una cultura de impunidad institucional. Esto sin hablar de los casos de colusión entre policías y narcotraficantes”.
También destaca el silencio, “si no cómplice, por lo menos indiferente del gobierno ante la tragedia de las muertas de Ciudad Juárez”. (Fuente: Rufo Valencia).
En una conferencia que dio en Buenos Aires, Argentina, como participante en el foro “Movimientos de Mujeres y otros Movimientos Sociales”, invitada por el Centro de “Encuentros Cultura y Mujer (CECYM), dijo: “Las maquiladoras existen también en otras partes del mundo, en cualquier país donde la mano de obra sea barata y existan leyes favorables.
“Son empresas que usan nombres de fantasía para ensamblar bienes de consumo de marcas que de fantasía sólo tienen la ilusión que despiertan en el potencial consumidor. Envían sus prendas ya cortadas para que hombres, pero sobre todo mujeres, muy jóvenes, muy pobres y con pocas herramientas para defenderse de los abusos patronales, sean sus empleadas.
“Empecé a estudiar a las maquiladoras hace varios años en el Sureste, en la península de Yucatán, cuando vi que había planes de desarrollo nacionales que incluía su instalación. Estando ahí, me insistieron en que tenía que ir a la frontera, donde estaba el 70% de las empresas (en Yucatán había sólo 140), para investigar los asesinatos de mujeres y niñas de Ciudad Juárez.
“Por lo tanto, llego a Juárez en el año 1999, en el momento en que empezaban a conocerse públicamente los homicidios de mujeres en todo el mundo.
“Entre el 22% y el 30% de las 370 mujeres asesinadas en Juárez desde 1993, eran obreras de empresas ensambladoras. Las demás eran amas de casa, prostitutas, niñas; los homicidios no están esclarecidos y hay un enorme grado de impunidad por el cual sólo una persona está condenada. Y el Poder Ejecutivo –a nivel local, estatal y nacional– no se hace cargo.
“Hasta hace muy poco, la hipótesis más consensuada era que detrás de los crímenes había una compleja red de narcotraficantes, proxenetas, políticos, policías y mafiosos. Yo creo que la mayoría de las muertes son por violencia doméstica, ya que desde 1994 en Ciudad Juárez hay una gran violencia en general y contra la mujer en particular.
“Viven en una cultura machista en la cual la vida de una mujer no vale nada, la violencia apenas se denuncia y el Estado no tiene refugios para las mujeres golpeadas, por lo que éstas recurren a las organizaciones no gubernamentales.
“Las mujeres, al trabajar en la maquila fabrican bienes de consumo que se echan a perder muy rápido –ropa, televisores– y por eso serían consideradas efímeras y desechables. No es la imagen que las mujeres tienen de sí mismas, pero sí la que tienen los otros de ellas”. (Fuente: Página/12).
Estas son algunas causas que da la antropóloga Labrecque sobre los feminicidios. Ahora entendemos un poco más el porqué han aumentado en todo el país. Algo tendremos que hacer las mujeres para ponerle fin a todas estas muertes que por lo visto sólo nos interesan a nosotras, no a nuestro gobierno.
Marie-France Labrecque también es profesora emérita del Departamento de Antropología de la Universidad Laval, activista, feminista, defensora de los derechos humanos. Recibió su doctorado en 1982 en la Universidad de Nueva York, en donde fue estudiante de Eric Wolf y trabajó con June Nash y Eleanor Leacock.
Desde muy joven comenzó a estudiar en Yucatán, a donde llegó por primera vez como asistente del profesor Iván Bretón, quien coordinaba un proyecto colectivo. El resultado de este proyecto fue el libro “La Organización de los Mayas en Yucatán”, publicado por el Instituto Nacional Indigenista en 1982, que se ha convertido en un clásico de la literatura antropológica en Yucatán.
Ha trabajado en zonas indígenas de Canadá; en la zona de Nariño, en Colombia, en el norte de México y en Mali. Su extensa producción académica en varios idiomas la ha convertido en una de las antropólogas feministas más importantes a nivel internacional.

Además publicó el libro “Féminicides et impunité. Le cas de Ciudad Juárez”, en español “Feminicidios e impunidad. El caso de Ciudad Juárez”.

Autor: adrixnac

¡Amante de la tecnología!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s