DEMOCRACIA, COMO TODO PRODUCTO, SIEMPRE SERÁ MÁS CARA CUANDO ESCASEA

Raúl R. Dzul Paredes

La noticia de los 6700 millones de pesos asignados al INE para su operación y la de los partidos ocasionó diversas reacciones u opiniones, aunque me pareció que no tantas como el tema amerita. Supongo que la cifra sin referencias para evaluar su importancia no abona mucho para ello y específicamente para la ciudadanía en general, siempre atiborrada de mensajes chatarra y frivolidades.
Pero la realidad es que no es un tema menor porque los objetivos del INE de contar los votos y de cuidar la equidad de la competencia justamente pasan por este asunto del financiamiento. Acabamos de ser testigos que las elecciones recién pasadas de Coahuila fueron nulificadas precisamente por el rebase de los topes de campaña. Sin olvidarnos que en el Estado de México las impugnaciones a su proceso también se centraron en el mismo tema. Así que la materia da para más debate y opiniones.
Sin embargo, insistir en considerar demasiado alto el monto que se gastará para financiar nuestra democracia, tomando como referencia las carencias de índoles social y económica que sufre nuestro país, puede acabar la discusión por la gravedad o urgencias que padecemos en materia de salud, educación, miseria, seguridad, etc., etc.
Otro argumento que se pone en la mesa es el descrédito que sufren los partidos, por lo que la mayoría de la sociedad, de estar en sus manos, no les daría ni mucho ni poco. Del PRI se ha dicho demasiado, pero el espectáculo de Ricardo Anaya y Dolores Padierna, uno líder del PAN y la otra del PRD, con sus fines de semana en EE.UU. y en corto tiempo propietarios de inmuebles millonarios, todo ello obtenido mientras se dedicaban de “tiempo completo” a la política… y ya vemos, en sus tiempos libres al negocio de los bienes raíces… vaya forma de exhibirse y exhibir a la clase política.
Soslayando aquellos terrenos demasiados álgidos para situarse de un lado, estimo que la discusión se debe centrar en la fórmula que mejor beneficie a nuestra transición hacia la democracia y a nuestro contexto en particular.
Durante un tiempo se sostuvo que el financiamiento a los partidos debía ser eminentemente público, porque ello evitaba que los del poder económico pudieran obtener y detentar igual el poder político en detrimento de la clase trabajadora y de la sociedad en general. Poco se pensaba en el poder económico del crimen organizado y como se pensaba poco en ello ahora que salen a la luz pública los productos de la narco-política (diputados, presidentes municipales, gobernadores, jueces, generales) se presenta como un nuevo fenómeno.
Abrir la puerta para el financiamiento privado sin topes reales y en este caso no son los techos presupuestados sino la capacidad de las instituciones para controlar cuantitativa y cualitativamente los montos ejercidos, fue una invitación y cuestión de tiempo para llevarnos a una situación en la que actualmente un ex gobernador está en cárcel por su relación con los narcos y hay otros que tienen abiertos procesos legales en curso por lo mismo.
Por ello la discusión del financiamiento a los partidos políticos no debe circunscribirse al “escandaloso” monto o si es cara o no la democracia nuestra, sino, en primer término, cómo ponerla a salvo del dinero sucio producto del crimen y junto a ello garantizar la eficacia de los partidos, por lo que quizá se tendría que empezar por cancelar todo recurso privado, sancionando severamente aquellos candidatos y sus partidos que transgredan las reglas en este rubro, partiendo del hecho que siempre saldrá más barato pagar una multa que ajustarse a las normas, lo que incentiva el avasallamiento de las leyes y en el camino el propio descrédito del árbitro de la contienda electoral. Sin la posibilidad de la sanción, violar la norma más parece una invitación. Y no podemos llamarnos al engaño qué tipo de invitados están deseosos de aceptarla.

Más cara la democracia siempre será posible cuando escasea, y es el caso.

Autor: adrixnac

¡Amante de la tecnología!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s