¿ES EL PRI DE ROLANDO ZAPATA DIFERENTE AL PRI DE EPN

¿ES EL PRI DE ROLANDO ZAPATA DIFERENTE AL PRI DE EPN?
Raúl R. Dzul Paredes

Ante la aceptación decreciente del PRI a nivel nacional, indexado directamente a la pobre gestión y escándalos del Presidente EPN (hasta flojera da escribir su nombre), en contraste con el aceptable trabajo del Gobernador Rolando Zapata, se generó la pregunta sobre si el PRI nacional es diferente al PRI de Yucatán.
Propongo dos respuestas. La primera es sí. Esto si nos atenemos a la idea de que un buen gobierno suma votos a su partido. Zapata Bello quizá no tenga indicadores espectaculares en renglones sensibles del desarrollo. La desigualdad, por ejemplo, no es un tema que haya cambiado significativamente. La seguridad sigue siendo el mejor rubro del que pueda presumir, aunque ciertos delitos se hayan incrementado, como el de robos a casa-habitación, y que a nuestro modo de ver los registros no lo pueden reflejar certeramente, porque en razón de lo difícil, si no imposible, de castigar a la delincuencia, ha terminado por convencer a la ciudadanía de lo inútil de la denuncia.
Sin embargo, repetimos, se percibe un gobierno responsable, serio, enfocado en el trabajo y libre de escándalos o excesos. Lo que no es poca cosa, y más si nos comparamos con otras entidades.
La segunda respuesta es no. No existen dos PRI. Es uno. La tarea de un partido es ganar y conservar el poder. Y es aquí donde nos preguntamos ¿realmente el PRI de Yucatán tiene métodos de trabajar los procesos electorales diferentes, los que recientemente nombró su ex presidente nacional Santiago Oñate, como “vicios”?. Y además los enumeró. Y no pretendemos entrar en detalles sobre ellos porque son más que conocidos.

En la misma línea tendríamos que poner la propia convocatoria de la ex gobernadora Ivonne Ortega para rescatar al partido. Argumentos de más para avalar que el tricolor está viciado. Aquí y donde se le quiera ver. Decir que todos son iguales no ayuda. Lo único que ayuda, ya lo vemos, es encontrar a una persona capaz de ponerse por encima de tanto lastre para gobernar con responsabilidad. No estamos diciendo que nos conformamos ni mucho menos que claudiquemos en las aspiraciones de que las cosas mejoren, porque hay mucha tristeza y pobreza, pero también mucha molestia. Un coctel muy ácido.

Autor: adrixnac

¡Amante de la tecnología!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s