JARANEANDO

JARANEANDO
Carlos Gòmez  Gamuzzo
  Dice Don Perogrullo que el título del presente artículo corresponde al gerundio del verbo jaranear, y éste a su vez se relaciona con el sustantivo jarana y el  adjetivo jaranero. Lo que quizá no sepa el susodicho, es que nuestra región posee un baile así llamado, y tiene su bella historia.
Algunos diccionarios de la lengua de Cervantes, definen el término Jarana como diversión bulliciosa, pendencia, tumulto, chanza, burla. Por ello, las crónicas de los siglos XVII y XVIII refieren que, cuan  losnativos yucatecos comenzaban sus jolgorios, (sincretizados con los ritmos que de España nos llegaron), los españoles y criollos utilizaba el término de manera despectiva, al expresar:- ¡ViveDios!..“ya empezó la jarana”. (Así lo imagino). Se cuenta que los nativos yucatecos (que no indios) al escuchar dicha frase optaron por Denominar su baile como Jarana, lo cual se ajusta perfectamente a su significado cervantino. Debemos Decir también que en sentido general, la música de nuestros pueblos latinoamericanos, poseen una gran Influencia no sólo de España sino también de muchas otras partes del mundo, pero sin dudas la mayor Incidencia en nuestros ritmos después de lo antes mencionado, está en la música traída por los esclavos de las costas occidentales del continente africano. En el Virreinato del Perú existía en los siglos XVI y XVII un baile llamado Zamacueca, Nacido de la fusión de ritmos andaluces, africanos (Angola) y mulatos, muy populares en la costa Norte y en la capital, Lima. Esta música dio lugar posteriormente a la Cueca, la Zamba (y su variante, la Capoeira) y la llamada Marinera o baile de jarana. Este último se bailaba con pañuelos también he imitaban el “asedio” amoroso del macho y la hembra del gallo y la gallina respectivamente.  Nuestra amada jarana yucateca es algo especial, auténtica, irrepetible. Nace en los siglos XVII y XVIII. Está asociada a las zonas rurales, en sus inicios durante el marcaje de las reses en las Vaquerías, nombre que se mantiene el tiempo. Existen dos modalidades muy bien definidas; la jarana que se marca a ritmo de 6×8, originalmente sólo bailable, (zapateada) y que se enriqueció posterior- mente con textos rimados con temática picaresca. Por momentos, la música y el baile se detienen, y se canta el texto (la “bomba”) donde todos ríen y continúa el sarao. Se le atribuye influencia andaluza. La jarana de 3×4 es mucho más fluída y de gran lirismo melódico y de las dos es quizá La que posee algún aire de la jota aragonesa. Existe también una modalidad muy hermosa de baile de Jarana y se realiza en el llamado “almud”, pequeño cajón que usaban los árabes para medir y comercializar sus granos, y que nuestra península también lo ha utilizado con igual finalidad. Es un baile muy Sensual y requiere además gran equilibrio y destreza para desarrollarlo. Elvirtuosismo coreográfico de la Jarana, la alegría con que se ejecuta, la belleza incomparable de la mujer yucateca, de su vestuario, su colorido, atrae la atención del observador y refleja el amor de la pareja, la atracción recíproca, el eterno paradigma de la hembra que se escapa, y del macho que persigue; ese eterno cortejo a la mujer amada, su poética, están contenidos en el discurso estético de este hermoso baile. Es un orgullo nuestro, como yucatecos, contar con un elemento cultural de tan singular belleza, de nuestra cálida región: para todo México y el mundo, nuestra JARANA.

Autor: adrixnac

¡Amante de la tecnología!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s